31 de octubre 2018 - 00:00

Manzur vs. Alperovich: despido, ruptura y rivales para 2019

Luego de que el exmandatario anunciara su candidatura por fuera del PJ, la interna del peronismo de Tucumán derivó hacia un divorcio definitivo. También eyectaron a Rojkés de estructura partidaria.

Juan Manzur y José Alperovich
Juan Manzur y José Alperovich
La interna del peronismo tucumano terminó de supurar esta semana, y el gobernador Juan Manzur decidió echar al exmandatario José Alperovich del cargo de asesor ad honorem que mantenía en el Gobierno provincial. Un despido más simbólico que real, pero que determina la separación definitiva de Manzur con el actual senador y otrora padrino político, quien ya anunció que competirá por la gobernación por fuera del justicialismo.

Quizás de forma paradójica, los papeles del divorcio se aceleraron durante el Día de la Lealtad, cuando el último 17 de octubre el exministro de Cristina de Kirchner ofició de anfitrión del acto central del PJ no K. Una tribuna que Manzur capitalizó como una demostración de fuerza y como pista de lanzamiento de su candidatura por la reelección, otra vez con su vice Osvaldo Jaldo como compañero de fórmula. Beatriz Rojkés, presidenta del peronismo tucumano, no participó ni del evento ni de aquella convocatoria en una asamblea partidaria que se celebró dos semanas antes. Y ahora su cargo de titular del partido quedó en estado etéreo: el PJ le aceptó a la esposa de Alperovich la licencia que había solicitado hasta enero inclusive. No sólo levantaron el pulgar, sino que extendieron la licencia hasta las próximas elecciones del partido. Al frente del organigrama justicialista local quedará Manzur.

En cuanto a la baja de Alperovich como asesor, cargo que había negociado para mantener bajo dominio la gestión de su entonces protegido, también tiene coletazos materiales: el senador perderá la custodia oficial y el uso de bienes provinciales, como vehículos o líneas de teléfono móvil.

Alperovich confirmó hace pocos días en una entrevista a La Gaceta que será candidato en 2019 por fuera de la estructura PJ, desde donde enfrentará a Manzur en las urnas. El exgobernador se había mostrado este mes junto con Cristina de Kirchner, en momentos en que el mandatario reafirmaba su pertenencia al espacio del PJ no K, que encabezan Miguel Pichetto, el salteño Juan Manuel Urtubey, el cordobés Juan Schiaretti y el líder del Frente Renovador Sergio Massa, todos con aspiraciones presidenciales.

Ante ese escenario, la secretaria de Gobierno de Tucumán, Carolina Vargas Aignasse, consideró "lógico" que el Ejecutivo provincial haya separado a Alperovich y que el PJ tomara determinaciones a partir del anuncio del senador. Y en el partido esperan más: que Alperovich renuncie también al PJ, como señaló el vice Osvaldo Jaldo.

Sobre su despido, el senador manifestó: "Me hicieron esto porque dije que seré adversario en las próximas elecciones. Imaginen lo que le hacen a un empleado de una comuna". También había expectativa por el futuro del cargo de la hija de Alperovich, Sara, quien se desempeña como directora de la Juventud, aunque ya anunció que no renunciará.

De todos modos, la sangría de funcionarios ligados al exgobernador ya comenzó. Un clásico gesto emancipador que ya tomaron otros mandatarios al separarse de sus antiguos mentores.

Dejá tu comentario