Más que ganarlo Newell’s lo perdió Independiente

Edición Impresa

No fue el debut soñado para Independiente, que necesita muchos puntos para quedarse en primera. Es cierto que enfrente tuvo a Newell's, que juega bien y sabe aprovechar las oportunidades, pero también es cierto que tuvo el partido a su disposición con el penal mal concedido por Juan Pablo Pompei que Ernesto Farías mandó a la nube más lejana.

Independiente intentó presionar desde el primer minuto con un mediocampo muy dinámico y con Lionel Miranda y Daniel Montenegro como doble eje para manejar la pelota.

Pero Newell's tiene un goleador increíble como Ignacio Scocco, y cuando tiene una oportunidad, no perdona; y eso fue lo que pasó, porque con un gran derechazo derrotó a Diego Rodríguez para abrir el marcador.

Independiente siguió luchando y empató con un cabezazo de Cristian Tula en un error del arquero Guzmán, que salió mal a cortar un centro frontal y después luchó de igual a igual. Américo Gallego quería ganarlo y por eso cuando se lesionó Eduardo Tuzzio (que había entrado por el lesionado Contrera), hizo debutar al colombiano Juan Caicedo y pasó a jugar con línea de tres y con dos enganches (casi tres porque estaba Fredes que entró por Santana) y dos delanteros.

Caicedo se perdió el primero por centímetros y después vino el penal donde fue el colombiano el que propuso el roce y se tiró, pero Pompei compró y Farías, en el medio de la tormenta, pinchó una nube.

Con el temporal, el campo de juego empezó a sentir el transitar de los jugadores, pero fue bien aprovechado por Ignacio Scocco para poner el 2 a 1, después de un gran pase de Maximiliano Rodríguez. "Scocco te soluciona todos los problemas", declararía después con su honestidad habitual Gerardo Martino, que agregaría: "Estábamos para perderlo y con ese gol, lo terminamos ganando". Lo cierto es que Independiente se cayó anímicamente y Newell's no lo perdonó.

Pablo Pérez puso el 3 a 1 y terminó casi en goleada un partido que le era adverso, y lo que parecía una fiesta para Independiente se convirtió en casi un drama, Independiente demostró que tiene juego para salvarse y mantener la categoría, pero si sigue desperdiciando oportunidades, difícil que se salve.

Dejá tu comentario