Más volumen, más oferta

Edición Impresa

En el «mix» de órdenes, que en el volumen total mostraron una dilatación, el componente indeseado fue que surgió mayor proporción de oferta. De tal forma, el Merval -y el índice Bolsa, general- alcanzaron cierta altura, pero terminaron planeando, y aterrizando suavemente. Casi en el punto de donde habían partido. Sin tener a favor un contexto global con más argumentos que los conocidos en Europa también se amesetaron los indicadores. Si bien en el Dow Jones hicieron de las suyas, extrayendo otra mejora del 0,85% (por causales que sabrán ellos) mientras el Bovespa se desplazó con empuje y para colocarse en los mejores lugares del día.

El Merval registró un piso de «2.447» puntos -algo por debajo del cierre previo- supo picar hasta los «2.476» y después suavizado, hasta un cierre en «2.458» que le otorgó apenas un 0,3% de ganancia. Más modesto todavía el de la Bolsa -general- que atrapó el 0,2% y casi neutro el indicador de las de «sede local»: un 0,04%. Nuevamente se verificó una buena expansión del dinero a través de más plazas, de todo calibre, con «34» avances y la nota discordante de anotar «43» papeles en descenso, con «7» sin cambios.

Entre las mayores alzas, sólo aparece Banco Macro -con el 3,8%- perteneciente a las principales, en quinto término. Entre las bajas, Siderar ocupó también la quinta posición, con su declinación del 2,5%. Al llegar a mitad de semana, la expectativa se convirtió en mayor incertidumbre y los mercados dependen de alguna novedad -o versión, o dato menor- para lograr reponer combustible alcista. En nuestro recinto, se percibió la incursión vendedora al ampliarse las órdenes. La Bolsa, light.

Dejá tu comentario