Mercado, atento ahora a desarrollo de “La Niña”

Edición Impresa

 El mercado continua expectante en torno de las alternativas productivas de la Argentina, intentando evaluar apropiadamente los daños provocados por las fuertes precipitaciones de abril. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires confirmó, en su último reporte semanal, una estimación de cosecha de 56 millones de toneladas, similar al revelado en las últimas dos semanas, lo que equivale a un recorte del 8% o de 4,8 millones de toneladas, respecto de la campaña anterior.

A raíz de la mejora experimentada en el mercado de la oleaginosa en el curso de las últimas semanas, comienza a debatirse en los EE.UU. la cantidad de hectáreas que se dedicarán por encima de lo anticipado en este cultivo, en detrimento de otras alternativas como el sorgo o el maíz.

En este sentido, algunos números privados citan la posibilidad de un incremento de siembra de entre 500.000 y hasta un millón de hectáreas por encima de lo informado en el reporte de siembra del 1° de marzo.

En lo que va del año, la oleaginosa acapara una mejora del 22%, en tanto que el maíz acumula una suba del 7%. El mercado prestará atención, de ahora en más, a las alternativas climáticas que se vayan desarrollando en los EE.UU., el principal productor mundial de soja. En este sentido, varios analistas vienen destacando que el tamaño final de la cosecha de este país será de entre 2 a 4 millones de toneladas inferior a la cifra revelada por el USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) en su último reporte, aunque la posibilidad de un incremento en el área de cultivo daría por tierra este argumento.

Subyace en el mercado una fuerte apuesta al desarrollo progresivo de la corriente de "La Niña" que podría generar mermas en la producción. Los fondos de materias primas se anticiparon con sus compras a esta posibilidad hace ya varias semanas.

Otro elemento a considerar es el tamaño final que tendrá nuestra cosecha, además del porcentaje de granos dañados que afectarán la calidad del producto.

El crecimiento de la demanda mundial también será observado por el mercado; aquí también se comenta que el balance del USDA de este mes subestimó la demanda de la campaña 2015/16. También se analizarán las alternativas políticas y financieras en Brasil de cara a la nueva campaña sojera del ciclo 2016/17.

El USDA reveló en su último informe semanal las primeras cifras de la próxima campaña 2016/17 en los EE.UU. Estas cifras son preliminares, sin exploración alguna a campo, y basada en el área proyectada con un rendimiento promedio de tendencia. Se estima que en la próxima temporada se producirán en este país 366,5 millones de toneladas de maíz, en comparación con los 345,5 millones obtenidos en la campaña precedente.

En soja, el USDA anticipa que se producirán 103,42 millones de toneladas, en comparación con 106,9 millones de la cosecha anterior. En trigo, se anticipa una producción de 54,4 millones, menor a los 55,85 millones de toneladas obtenidos en el ciclo anterior.

Para nuestro país, el USDA proyectó que la cosecha de maíz del ciclo 2016/17 alcanzará los 34 millones de toneladas, en comparación con los 27 millones obtenidos en esta campaña. En trigo también se registrará un aumento significativo; se estima que la campaña aumentará de 11,3 millones de toneladas a 14,5 millones, un crecimiento del 28%. La cosecha argentina de soja, por su parte se recuperaría a 57 millones de toneladas, comparado con 56,5 millones logrados en este ciclo, luego de las intensas lluvias que recortaron el escenario productivo significativamente.

El USDA reveló, en su habitual informe semanal, el estado de los cultivos y el avance de la siembra en los EEUU. Hasta el momento, se lleva implantado el 75% de la superficie a dedicar con maíz, en comparación con 64% de la semana anterior, 82% del año pasado a esta fecha y el 70% del promedio de los últimos cinco años. Ya han emergido el 43% de estos cultivos, comparado con un 27% de la semana pasada.

En soja, ya se sembró el 36% de la superficie prevista, en comparación con el 23% de la semana anterior, un 41% del año anterior y el 32% del promedio de las últimas cinco campañas. Emergieron el 10% de los cultivos implantados, comparado con el 11% del año anterior.

En cuanto al trigo de primavera, ya se encuentra sembrado el 89%, comparado con un 77% de la semana anterior, el 92% del año pasado y un 64% del promedio histórico. En referencia al estado de los cultivos de trigo de invierno, el USDA informaba que el 62% de ellos se encuentra en situación "buena a excelente", sin cambios respecto a la semana anterior y el 45% del año anterior a esta fecha.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario