Molino Cañuelas será investigado por abuso de posición dominante

Edición Impresa

Lo hará la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia en base a una denuncia presentada por una ONG. La empresa rechaza las acusaciones.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) comenzará una investigación para determinar si existe abuso de posición dominante en el negocio harinero por parte el grupo Trigalia, cuya nave insignia es Molino Cañuelas. La investigación está basada en una denuncia que presentó una ONG llamada Impulsar.

El grupo pertenece a la familia Navilli, que en 2016 invirtió $736 millones para comprar los molinos de Trigalia a la filial argentina de Cargill. Así pasó a tener una capacidad de molienda de 3,2 millones de toneladas al año.

La denuncia incluye a Molinos Florencia y a los siete molinos que pertenecen a Trigalia. Argumenta que el grupo ha llegado a un punto de "concentración económica que impacta en toda la industria y perjudica el interés económico general". También da cuenta de la "comisión de prácticas anticompetitivas con motivo de la cartelización con las asociaciones molineras en las que interviene molino Cañuelas por la imposición de su voluntad respecto de las acciones de mercado y el aprovechamiento de la negociación paritaria con el sindicato en su propio beneficio sin dar espacio a las pymes".

"Este comportamiento de Molino Cañuelas, lo viene haciendo desde 2007 cuando se instituyó el sistema de subsidios organizado por la SCI y la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), logrando someter a todo el sector harinero en un esquema distorsivo de mercado con la implementación de un mecanismo de subsidios que finalmente generó transferencias de recursos de los molinos más pequeños al más grande", indicó la ONG.

El grupo dueño de Molino Cañuelas enfrenta actualmente dificultades para hacer frente a su endeudamiento. En julio pasado dejó de lado su intención de cotizar en la Bolsa y contrató al banco Lazard para reestructurar una deuda que asciende a poco más de u$s760 millones, la mayor parte con vencimiento de corto plazo y que está complicando toda su operatoria. Algunos de sus productos más conocidos son los bizcochos 9 de Oro, harina Pureza y aceites Cañuelas.

Desde la CNDC evitaron comentar los detalles de la investigación y las fuentes del organismo se limitaron a confirmar la existencia de la denuncia ante una consulta de Ámbito Financiero.

En tanto, desde Molino Cañuelas fuentes de la empresa indicaron a este diario lo siguiente:

Las ventas de todas las marcas de Molino Cañuelas, incluidas Florencia y Trigalia no llegan al 22% de share del mercado interno.

No es posible realizar el tipo de acuerdos que insinúa la denuncia, ya que hay más de 150 molinos en Argentina y los precios los fijan los molinos de manera independiente.

Hay muchos precios diferentes.

En la FAIM (Federación Argentina de la Industria Molinera) hay 80 molinos miembro y las decisiones se toman por mayoría en Comisión Directiva donde cada miembro tiene un voto.

Dejá tu comentario