25 de abril 2013 - 00:00

Moyano, con lemas viejos: desenfundó ahora la Banelco

Hugo Moyano, Facundo Moyano y Víctor de Gennaro, ayer durante un acto que organizó el camionero frente  al Congreso contra los proyectos del Gobierno de reforma judicial.
Hugo Moyano, Facundo Moyano y Víctor de Gennaro, ayer durante un acto que organizó el camionero frente al Congreso contra los proyectos del Gobierno de reforma judicial.
Hugo Moyano desenterró ayer su arma más letal al comparar el debate sobre la reforma judicial con la votación de la ley de flexibilización laboral durante el Gobierno de la Alianza y advirtió que la central obrera "tomará las medidas que sean necesarias, en el momento que sean necesarias. Ésta es una mentira más de las que ya estamos acostumbrados, pero que no soportamos más los argentinos, y seguramente el coro de alcahuetes, de chupamedias y algunas cosas más van a votar a favor", dijo Moyano al encabezar la protesta que se realizó en la Plaza del Congreso en medio del paro convocado por el sindicato de empleados judiciales, que conduce el cegetista Julio Piumato.

"Esto me hace acordar a lo que pasó con la Banelco (nombre que se le dio a la ley de reforma laboral del delarruísmo): los senadores votaron la Banelco, pero en las próximas elecciones no fue ninguno de ellos reelecto, fueron castigados por la sociedad", advirtió el líder de la CGT respecto del caso que fue a juicio por denuncias de pago de sobornos.

Moyano amenazó con un nuevo paro nacional al señalar que la CGT Azopardo "va a tomar las medidas que sean necesarias en el momento que sean necesarias", y agregó: "Todo en su medida y armoniosamente".

"Sepamos quiénes respondieron al reclamo de la sociedad y quiénes hicieron oídos sordos. Y cuando tengamos que decidir en octubre no nos olvidemos de estos señores que han actuado en contra de la mayoría de nuestro pueblo"
, apuntó Moyano, que se puso al frente de la protesta.

Calificó, además, de "disfraz" el concepto de "democratización de la Justicia" y advirtió que "esto no termina aquí, esto continúa".

"Vamos a presentarles batalla, pelea, en todos y cada uno de los campos donde gobiernen e intenten seguir perjudicando no sólo a los trabajadores sino al conjunto de la sociedad", advirtió Moyano.

También renovó su reclamo por el piso del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias y afirmó que "no es posible seguir aceptando que les sigan descontando el salario a los trabajadores ganado con esfuerzo y sacrificio y que el Gobierno se quede con parte de su salario".

Moyano ratificó, además, que los diputados cegetistas Omar Plaini y Facundo Moyano (uno de sus hijos) votarán en contra de los proyectos del Gobierno de reforma judicial. "Con una traición es suficiente, pero tres no", dijo Moyano, en alusión al diputado Héctor Recalde, histórico abogado de la CGT, que permaneció en las filas del oficialismo cuando Moyano decidió alejarse.

"Hay un grupo importantísimo de diputados y vamos a tener más, vamos a tener mayoría en la Cámara de Diputados y vamos a tener senadores", alardeó el jefe de los camioneros.

Dejá tu comentario