Moyano y Micheli paran en segunda quincena de abril

Edición Impresa

Las vertientes opositoras de la CGT y la CTA prevén lanzar un paro nacional para la segunda quincena de abril. Así lo hicieron saber ayer colaboradores de Hugo Moyano y Pablo Micheli, luego de la movilización que compartieron a la sede del Ministerio de Trabajo y que desquició el tránsito en el centro porteño. El acto incluyó críticas al Gobierno nacional y, de parte de Moyano, un respaldo implícito al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, a quien quitó responsabilidad por la represión que sufrieron esta semana camioneros que protestaban durante un conflicto en Lomas de Zamora.

Los jefes de ambas centrales sindicales coincidieron en que harán una huelga nacional como la del 20 de noviembre pasado pero evitaron ponerle fecha y sólo dijeron que será entre el mes que viene y mayo. Sin embargo, este diario pudo saber que la opción más fuerte es llevarla a cabo en la segunda mitad de abril.

Moyano deberá acomodar su agenda: prevé hacer en los próximos dos meses un acto de lanzamiento de su Partido para la Cultura, la Educación y el Trabajo y otro al Congreso para llevar firmas en demanda de la universalización de las asignaciones familiares. Con Micheli llegaron a un preacuerdo para apurar el paro nacional.

Para la medida de fuerza esperan contar una vez más con el jefe de la CGT Azul y Blanca, el gastronómico Luis Barrionuevo, y las organizaciones sociales y de piqueteros que fueron parte de la huelga de noviembre.

En el acto frente a la sede de la cartera laboral, el líder de los camioneros se explayó sobre los incidentes con policías en una protesta de su gremio frente a un lavadero industrial. "Fue en Lomas de Zamora, el pago del vicegobernador de la provincia", dijo en alusión a Gabriel Mariotto, delfín de Cristina de Kirchner en el distrito.

Moyano reiteró que el conflicto se basa en el encuadramiento de los trabajadores de distribución de los lavaderos: "La Presidenta no tiene noción del dinero, de lo que es arrebatarle 3 mil pesos a un trabajador", alegó sobre la diferencia de salario que, a su juicio, percibe el personal de su sindicato en comparación con el que está encuadrado en el gremio de los tintoreros.

Intención

Aunque declaró que su intención no era defender a Scioli, sostuvo que el Gobierno nacional lo "humilla" y que de ese modo perjudica "a 14 millones de habitantes" de la provincia. Y además de la jefa de Estado criticó a "sus bufones, como el ministro de Trabajo" Carlos Tomada. Como suele hacer en el último tiempo, Moyano evocó una frase de Juan Domingo Perón: "Cuando el pueblo agota su paciencia, hace tronar el escarmiento".

Antes, Micheli había ratificado su intención de unir fuerzas con el camionero "para construir un gran paro nacional". Y llamó a los presentes a votar a candidatos "que representen los verdaderos intereses de los trabajadores y no a los que votan esas leyes de mierda, como la de ART y la antiterrorista".

Dejá tu comentario