Edición Impresa

¿Nepotismo? Eduardo sería embajador

Brasilia - En medio de acusaciones de nepotismo, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, bajó el martillo ayer sobre la designación de su hijo, Eduardo, como embajador en Estados Unidos. Una medida que necesita de la aprobación del Senado, donde surgieron cuestionamientos.

“De mi parte ya está definido, conversé con él y tiene interés, es una tremenda responsabilidad”, declaró el mandatario tras encabezar una reunión con ministros en el Palacio de Alvorada, residencia oficial en Brasilia.

Al ser abordado por periodistas, negó categóricamente que la medida pueda ser tipificada como “nepotismo”, argumento citado por miembros de la oposición. En ese sentido señaló que sería más beneficioso para su hijo ocupar un cargo en el gabinete. “Si yo fuera una mala persona, cosa que no soy, lo nombraría en uno de los ministerios que tienen miles de millones (de reales) de presupuesto pero no es esa mi intención”, remarcó.

Además de justificar el nombramiento en la prioridad que da su gobierno a las relaciones con Estados Unidos, el Presidente eligió una particular manera de respaldar la designación de su hijo: “Habla inglés, español, tiene una vivencia internacional, fríe hamburguesas”.

Agencias AFP y ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora