No se sacaron ventaja

Edición Impresa

Barcelona, de Lionel Messi y dirigido por Gerardo Martino, igualó con Atlético de Madrid de Diego Simeone 1 a 1, de visitante en el estadio Vicente Calderón, en el partido de ida de la Supercopa, el primer título de la temporada en España.

Con este resultado, Barcelona, que también contó con Javier Mascherano de titular, quedó mejor parado para el partido de vuelta, el próximo miércoles en el Nou Camp, por el gol logrado de visitante que le permitirá consagrarse empatando sin goles.

El primer tiempo se resumió en una sola jugada: el contraataque perfecto del Atlético de Madrid para el gol de David Villa. Esa situación desequilibró el marcador y el desarrollo.

Desde entonces, el Atlético se dedicó a defender con una línea de cuatro en defensa, otra de cinco en el mediocampo y el autor del gol como único delantero.

Del otro lado, Barcelona se encerró en el planteo que le hizo Simeone, no tuvo juego ni ideas para generar peligro.

Al panorama sombrío, al equipo de Martino se le sumó que Lionel Messi, que estuvo desaparecido en la cancha, bien presionado por la defensa local, debió ser sustituido por precaución por una molestia en la parte posterior del muslo izquierdo.

En la segunda etapa no varió el escenario. Con ese panorama, el Atlético se encaminaba hacia una victoria. Pero Martino le dio la chance a Neymar, y en el momento menos pensado, cuando Barcelona carecía de predominio, un centro de Dani Alves encontró al brasileño por el segundo palo para marcar la igualdad de cabeza.

Dejá tu comentario