Nuevo cruce campo-Gobierno por exportación de carne

Edición Impresa

Rusia anunció que dejará de importar carne proveniente de EE.UU., Canadá, Uruguay, Bielorrusia y Ucrania por haber encontrado elementos nocivos y prohibidos en sus cargamentos. Si bien la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) evaluó ayer que la noticia es una «excelente oportunidad para incrementar las exportaciones de la Argentina a ese país», los ganaderos aseguran que es la propia oficina la que traba las exportaciones de carne.
Sin embargo, a pesar de las opiniones encontradas, Rusia aún no afirmó que vaya a comprar carne argentina para sustituir el faltante dejado por esos cinco mercados que ya cerró. Desde la ONCCA no descartan que esa noticia pueda llegar en los próximos días.
«El único corte que la Argentina podría exportar a Rusia es la manta -un corte delantero-, que hoy casi no se vende porque es la propia ONCCA la que no entrega los permisos para exportar
-ROE ROJO-. La excelente oportunidad para incrementar las ventas al exterior, como dicen ellos, no se puede aprovechar mientras sigan con estas políticas», explicó a este diario Ernesto Ambrosetti, jefe del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina (SRA).
En un informe dado a conocer ayer la entidad, sostuvo que «a pesar de que, durante los últimos meses, la ONCCA realizó modificaciones en los trámites administrativos para obtener los ROE rojos, la medida llegó tarde dada la imposibilidad de los exportadores de colocar las mercadería en el mundo, debido a la crisis internacional. Antes de las modificaciones en la normativa, los retrasos en la aprobación de los ROE provocaban que al momento de otorgarse las autorizaciones los exportadores no tuvieran los mercados ni las condiciones para exportar».
Un dato escalofriante es que hace sólo tres años la Argentina era el tercer exportador mundial de carne y hoy ocupa el séptimo lugar. Además, dejó de abastecer a 30 países.
Sin embargo, la ONCCA insiste en mostrar números que expresen lo contrario: ayer, en un comunicado de prensa, informó que el año pasado autorizó operaciones de exportación por un total de 181.534 toneladas, res con hueso a Rusia, de los cuales se embarcaron cerca de 122.000 toneladas, por un valor FOB superior a los u$s 240 millones.
Otro problema que impediría a la Argentina exportar a Rusia es la terrible situación por la que atraviesa la ganadería basada en la grave sequía que causó la mortandad de más del 50% de las cabezas de ganado en algunas provincias productoras y las inexistentes políticas a largo plazo para el sector por parte del Gobierno para incrementar es stock vacuno.
Liquidación
La Rural sostiene, además, que el proceso de liquidación de hembras se mantiene y ya lleva más de 24 meses: «Este proceso continuará durante todo este año. Además, el porcentaje de hembras en la faena ha superado en algunos meses de 2008 el 50%, lo que indica claras señales de desánimo entre los ganaderos, ante los quebrantos que se manifiestan en todas las regiones productivas. A este efecto hay que sumarle la sequía que puede acelerar aún más el proceso».
Por último, según datos de la entidad que preside Hugo Biolcati, el precio del kilo vivo disminuyó fuertemente en los últimos meses producto de la crisis financiera internacional, que afectó las exportaciones de carne y de cueros y, por ende, el precio pagado al productor. La caída sobre la base de los precios pagados en Liniers rondaría entre el 20% y el 26%, comparado con los valores alcanzados en agosto de 2008. Como consecuencia, hoy el productor recibe por su animal un valor similar al de 2005.
La política oficial logró desacoplar el precio del kilo vivo del valor internacional, pero no consiguió bajar los valores que deben pagar los consumidores, produciéndose así una transferencia de recursos desde el primer eslabón (productor) al resto de la cadena. Cabe destacar que durante 2005 el ganadero tenía una participación cercana al 30% sobre el total del valor pagado por el consumidor, mientras que en la actualidad tiende al 20%.

Dejá tu comentario