Obra pública: alerta en provincias por precios

Edición Impresa

La suba de precios en los materiales para la construcción tras la escalada devaluatoria del peso de enero pasado activó una señal de alerta en las provincias. 

Por caso, en distritos como Tucumán y Neuquén, los gobiernos de José Alperovich y Jorge Sapag, respectivamente, mostraron su preocupación sobre un potencial impacto en la obra pública local y en la importante cantidad de empleos que genera.

La inquietud en pos de que se normalicen los costos también se replica, aunque sin hacerlo de manera pública, en otras provincias.

"Si se para la obra pública vamos a tener mucho desempleo", advirtió ayer el justicialista Alperovich, quien destacó: "Estoy buscando que no se pare la obra pública y que no se disparen los precios. Tratamos de llegar a un acuerdo con los corralones para mantener un precio acorde".

La intranquilidad del mandatario se da en un distrito donde, según el propio Gobierno, hay un desempleo del 4%. No obstante, la provincia tiene una de las tasas más altas de informalidad del país, con más del 40%.

El primero en lanzar una advertencia por los precios de los materiales para la construcción fue Sapag: el fin de semana pasado, el gobernador del Movimiento Popular Neuquino pidió a los corralones y fabricantes no volverse "locos con los precios", y disparó: "No nos atajemos por las dudas, no especulemos, porque si hacemos crecer los costos por encima de lo que tenemos, el plan de obras públicas puede peligrar. Pongamos precios justos y la provincia va a cumplir con todas sus obligaciones".

En paralelo a los contactos que tuvieron algunos gobiernos del interior por este tema con el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, el titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), Diego Bossio, aceleró un acuerdo con 49 empresas adheridas y más de 200 sucursales en el área metropolitana y la provincia de Buenos Aires para fijar costos en los insumos de construcción.

La preocupación de Bossio se entiende dado que al frente del pelotón de inquietudes por este tema se encuentra el promocionado plan de créditos hipotecarios Procrear. Es por ello que el funcionario dijo que se sumarán "comercios de más provincias" ya que "se trata de un programa federal".

En tanto, en San Luis, el ministro de Hacienda y Obras Públicas, Néstor Ordónez, resaltó: "Tuvimos una reunión con los contratistas más importantes y dejamos en claro que no pagaremos costos adicionales por la inflación. Lo que está firmado se debe cumplir y serán las empresas las que deban absorber esas diferencias. A cambio, damos seguridades con las fechas de pago y la continuidad de los trabajos". La inquietud en el interior, por de pronto, ya está planteada.

Dejá tu comentario