17 de abril 2012 - 00:00

Once: citan a exfuncionarios Schiavi y Jaime, y a Cirigliano

En el siniestro de la estación Once murieron 51 personas. Ahora deberán declarar en la Justicia funcionarios, direc-tivos de la firma TBA y el maquinista. Mañana el juez Claudio Bonadío recibirá una ampliación de las pericias.
La trama de la tragedia de Once continuó ayer en Comodoro Py cuando el juez Claudio Bonadío decidió despachar treinta pedidos de indagatoria, entre los cuales se destacaron los de los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, los titulares de la empresa TBA, Claudio Cirigliano y su primo hermano Roque y el maquinista Marcos Córdoba. Una

determinación que se enmarca en lo solicitado por el fiscal que lleva la causa, Federico Delgado, apenas unas horas después de recibir los resultados de los peritajes técnicos del accidente que les costó la vida a 51 personas.

En el despacho del magistrado sorprendió la cantidad y la importancia de las personas cuyos nombres terminaron dentro del pedido de indagatoria. «Esto sirve de ejemplo para aquellos que dicen que Bonadío es un juez tiempista o que se la pasa haciendo cálculo político», expresó un funcionario del juzgado. Entre los abogados defensores de dos de los citados se comentó que lo inesperado fue la convocatoria a los miembros de la familia Cirigliano, ya que, tal como expresaron, habían desarrollado una importante estrategia de lobby en el fuero federal.

También deberán comparecer ante el juez el titular de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Antonio Sícaro, y el subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna, quien además es un hombre que pisa fuerte en el gremio de La Fraternidad. Según comunicaron desde el juzgado, dada la gravedad del hecho que se investiga, no se aceptarán prórrogas en el calendario fijado para las indagatorias. En ese sentido, se estima que el 8 de junio declaren Ricardo Jaime y Sergio Claudio Cirigliano. Mientras tanto, Schiavi lo haría el 11 de junio.

Así las cosas, para Jaime se inaugura un nuevo frente judicial. El exfuncionario ya es investigado por el fiscal Carlos Rívolo por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

En tanto, mañana se conocerán las ampliaciones de los peritajes solicitadas por Bonadío. El magistrado busca conocer cómo fue el rendimiento de los compresores del sistema de frenos durante la tragedia. Además, llamó a indagatoria a doce personas con el fin de determinar qué ocurrió con el cuerpo de Lucas Menghino, encontrado 48 horas después del siniestro cuando se habían dado por terminadas las tareas de búsqueda.

La instrucción le implicó al juez frentes internos en Comodoro Py. Primero protagonizó una polémica con Delgado luego de que éste se quejara ante la cámara por el poco acceso que tenía al expediente. «El rol del Ministerio Público Fiscal quedó a disposición del antojo de un juez de instrucción y eso la ley no lo permite ni lo autoriza; acá el reclamo interpuesto por esta vía legal no es una cuestión de egos o protagonismos, sino que es producto de una necesidad imperante», había expresado el fiscal en su escrito. Bonadío le respondió solicitando que evite «situaciones conflictivas» y asegurándole que el expediente se encontraba a su «entera disposición».

Disputa

La pelea de fondo, según la explicaban en el cuarto piso de los tribunales de Retiro, se debía a que mientras el juez se enfocaba en el peritaje técnico y administrativo de la concesionaria TBA, el fiscal impulsaba la investigación de los responsables del sector estatal. En ese sentido, Delgado se anotó un punto cuando la Cámara Federal anuló la posibilidad de que Bonadío acepte al Estado como querellante en la causa.

El viernes pasado, mientras desde el Gobierno confirmaban la intervención sobre las líneas de ferrocarriles Roca y Sarmiento, en la Cámara autorizaron a los directivos de la firma TBA a que accedieran a la causa en la cual se los investiga.

Dejá tu comentario