Otra vuelta de tuerca y van...

Edición Impresa

Wall Street desconocía en los comienzos de la sesión los nuevos sucesos sobre una viable guerra comercial entre Washington y sus varios socios y mantuvo su posición alcista, festejando los buenos datos de empleo en Estados Unidos, conocidos el viernes pasado.

El tema es que volvió al tapete la mentada posibilidad de una guerra comercial, cuyos detalles comentamos más adelante.

Así las cosas, los tres índices de referencia de la Bolsa de Nueva York finalizaron con números positivos: el índice Dow Jones de Industriales finalizó en 24.813,69 puntos, subiendo el 0,72%, el S&P500 se situó en los 2.746,87 puntos ganando el 0,45% y el Nasdaq Composite apreciándose el 0,69% llegó a los 7.606,46 puntos.

Las principales Bolsas europeas, exceptuando Milán, que perdió el 0,45%, el resto cerró en positivo: Londres ganó 0,51%, Fráncfort 0,37%, París, 0,14% y Madrid 1,22%.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró ganando el 1,40%.

El presidente Donald Trump defendió en la jornada pasada sus negociaciones comerciales con China, Canadá y México, aseverando que los agricultores norteamericanos han recibido un trato "injusto". El mandatario tuiteó que cuando termine sus negociaciones, "eso cambiará" y las grandes barreras comerciales "serán derribadas".

Trump ha impuesto aranceles sobre importaciones de acero y aluminio de socios comerciales de Estados Unidos, incluidos Canadá, México y la Unión Europea, además ha amenazado con aranceles de hasta 200.000 millones de dólares sobre importaciones chinas, lo que eleva las probabilidades de represalias, de parte de los damnificados, que de no concretarse algún acuerdo, serían bastante terminantes.

En tanto, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, regresó de China, donde mantuvo discusiones sobre estos temas, con las altas esferas del Ministerio de Comercio.

La Casa Blanca manifestó que la reunión se centró en la reducción del déficit comercial estadounidense por medio de la compra, por China, de productos agrícolas y energéticos. Se siguen apretando "tuercas"; ¿resistirá el entramado?

Dejá tu comentario