Pacta UCR una tregua para sortear interna

Edición Impresa

A 10 días del cierre de listas, la UCR bonaerense montará esta tarde una cumbre para tratar de anudar una tregua que la exima de enfrentar, el 14 de octubre, otra interna, en esa ocasión programada para elegir las autoridades partidarias de la provincia.

Ricardo Alfonsín dio, en estas horas, el paso para allanar ese acuerdo: ofreció bajarse del primer escalón de la lista de delegados al Comité Nacional para dejarle ese sitio a Mario Meoni, intendente de Junín, que viene de un acuerdo con Leopoldo Moreau. De esa manera, el alfonsinismo abre la boleta a sus rivales de junio -en la interna que no fue- pero mantiene a Alejandro Armendáriz en el tramo de titular del Comité Provincia. En el tercer pliego, el de convencionales nacionales, permanece Gustavo Posse.

Preferencia

Se desinfla de ese modo el operativo clamor (patrocinado por el intendente de Ramallo, Walter Santalla) para que el intendente de San Isidro se convierta en la oferta principal, de unidad, para presidir el partido en la franquicia provincial.

Finalmente, tras una charla mano a mano, Posse le planteó a Alfonsín que su preferencia era permanecer en la lista de convencionales y aquella idea de postular al alcalde para comandar el partido naufragó.

El dibujo del pacto será revisado hoy por operadores de los distintos grupos: el alfonsinista Miguel Bazze, los excobistas Meoni y Héctor «Cachi» Gutiérrez, Ricardo Jano por el moreauismo, Roberto Filpo y Roberto Costa por el possismo y Jesús Porrúa, en nombre de Juan Gobbi.

Boletas

Tras la suspensión de la fecha anterior, a raíz de la denuncia sobre los padrones, cuando faltan algo menos de dos semanas para presentar los candidatos -la fecha es el 14 de septiembre- comenzará el ordenamiento de las boletas, clave en el equilibrio de los sectores.

Hasta ahora, hay lista de unidad en 101 distritos y de los que quedan, según confían los operadores, se avanzaría en entendimiento en 15 o 20 más.

Queda, sin embargo, el reparto de los casilleros menos visibles, pero que definen con cuánto se quedará cada grupo. El comité, por caso, se repartiría 13 a 11, con predominio del esquema Alfonsín-Posse. La tira de delegados al Comité Nacional, en tanto, se dividiría en partes iguales.

Meoni -o quizá Gobbi- iría al frente, mientras que en el segundo casillero se ubicará Juan Manuel Casella, el tercer espacio sería para una mujer del acuerdo Moreau-excobistas, y la ristra la cerraría Alfonsín.

A su vez, la nómina de los convencionales nacionales -son, en total, 73- la abrirá Posse, seguido por «Cachi» Gutiérrez y un pelotón largo de intendentes, entre ellos posiblemente Miguel Lunghi de Tandil. En la primera decena, se reserva un lugar para Moreau.

Dejá tu comentario