Para el Fondo, la Argentina este año tendrá crecimiento nulo

Edición Impresa

La economía argentina tendrá crecimiento nulo en 2009, según la última proyección hecha por el FMI difundida ayer. De esta manera, este organismo confirma lo que distintos analistas vienen estimando que ocurrirá durante este año como consecuencia de la crisis internacional. Lejos quedó la previsión de crecimiento escrita en el Presupuesto nacional en noviembre, que vaticinaba para 2009 un aumento del PBI del 4%.
En ese momento se confiaba en que ése iba a ser el crecimiento. Se pensaba que en esta oportunidad el Gobierno no subestimaba la expansión económica como sí lo hizo en años anteriores. Sin embargo, la vertiginosidad que imprimió la crisis hizo que en poco menos de cuatro meses las proyecciones de economistas se redujeran. Así, hoy abarcan un espectro de entre un crecimiento del 3,2%, según el número más optimista, a una caída del 2,7% en la estimación más pesimista. Las nuevas que divulgó la institución que dirige Dominique Strauss-Kahn fueron efectuadas en el marco de la reunión preparatoria del G-20 que se efectuó a principios de esta semana en Londres.
Por supuesto que ningún país escapa al mal augurio para este año. Según los números del FMI, Estados Unidos se contraerá un 1,6%. «Las familias y la empresas se están preparando para un año difícil, con pérdidas de empleos, importante destrucción de riqueza y condiciones crediticias más duras», señaló el Fondo.
Los países de la zona del euro la pasarán aún peor: sufrirán una caída del 2% de su PBI. Gran Bretaña, por su parte, se contraerá un 2,8%, y Corea, un 4%. China, en cambio, si bien reducirá su crecimiento, pasará de registrar una expansión del 9% durante 2008 a una del 6,7% durante 2009.
Mientras que la Argentina no crecerá, Brasil sí lo hará un 1,8%, según estima el FMI. Precisamente, en los últimos años el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, fue criticado por su política económica, porque muchos consideraban que el esquema de metas de inflación perseguido en ese país impedía que el PBI del gigante de la región se expandiera tanto como lo hacía el de la Argentina. Sin embargo, ahora el impacto de la crisis repercutirá allí en menor medida.
Estimación global
Con estos magros crecimientos o períodos recesivos, según le toque a cada país, el Fondo redujo su estimación de crecimiento económico global: mientras que en 2008 para el organismo el PBI mundial se expandió un 3,4%, ahora el aumento será de sólo el 0,5%, el nivel más bajo desde la Segunda Guerra Mundial.
Es así que el Fondo advirtió en el informe difundido ayer que la economía global podría sufrir una caída más severa si los gobiernos no emprenden rápidamente acciones para reparar el sistema financiero, eliminando los activos en problemas de los balances de bancos.
Además, destacó que los estrategas de política económica habían adoptado un número de medidas para enfrentar la crisis, pero que se requerían acciones más agresivas. «Si no se restaura la salud al sector financiero, no será posible una recuperación duradera», dijo el FMI.
Para restaurar el sistema financiero se deberá no sólo que los bancos centrales pongan más dinero en el sistema, sino enfrentar agresivamente los activos tóxicos de los bancos y recapitalizar a los bancos que no sufren problemas, indicó.
El FMI dijo que purgar a los bancos de las deudas incobrables al transferir los activos tóxicos a un «banco malo» sería costoso, pero señaló que esas medidas se habían intentado y probado en crisis anteriores y habían funcionado.
Las condiciones crediticias siguen «gravemente dañadas» y las pérdidas financieras están creciendo, alertó el Fondo. «Se necesitan medidas en dos frentes para restaurar los sectores financieros y para impulsar la demanda para sostener una recuperación duradera de la actividad global», señaló.

Dejá tu comentario