Pellegrini: suspenden clases por otra toma

Edición Impresa

El conflicto en el colegio Carlos Pellegrini se agravó ayer luego de que un grupo de estudiantes no dejó entrar al establecimiento a sus autoridades, en el marco de otra toma con dictado de clases en reclamo de una mayor participación en las decisiones académicas y administrativas.

En función de esto, el vicerrector interino a cargo del colegio, Raúl Juárez Roca, suspendió las clases, declaró nula toda actividad que se pueda efectuar dentro de la escuela y denunció a los alumnos que toman el colegio ante la Asesoría Tutelar de Menores para que se adopten medidas para resguardarlos ante cualquier contingencia.

El secretario del Centro de Estudiantes del colegio, Federico Fernández, explicó: «Tomamos la medida de no dejar entrar a las autoridades porque están absolutamente deslegitimadas frente a la comunidad educativa, nunca respetaron los reglamentos y avasallan nuestros derechos a peticionar, ya que nos amenazan con la Policía para impedir las asambleas».

Todo comenzó a las 10.30, cuando las autoridades del Pellegrini llegaron a la escuela, pero un vallado de estudiantes les impidió ingresar, por lo que se originó una tensa situación con los adolescentes, quienes, apoyados por un grupo de docentes, discutieron con el cuerpo directivo.

Juárez Roca suscribió un acta ante un escribano y anunció que informaría de la situación ante las autoridades judiciales de menores, por lo que los docentes lo acusaron de querer judicializar la protesta. Los profesores agrupados en la Asociación Gremial Docente desoyeron el anuncio del rector y comenzaron a dictar clases. En este sentido, el dirigente estudiantil aseguró que «el 70% de los docentes estuvo en las aulas», mientras que Juárez Roca afirmó que «no fueron más de 40 que tuvieron reiteradas inasistencias desde el 9 de marzo pasado». Por su parte, Juárez Roca sostuvo que «el colegio no puede funcionar sin autoridades dentro del establecimiento y lo que hicieron los estudiantes de no dejarnos pasar es un acto inconstitucional porque cercenaron nuestro derecho a trabajar».

«Lamentablemente, por la posición de un grupo de docentes se corre el riesgo de que los alumnos pierdan el ciclo lectivo.

Dejá tu comentario