Peña, el Gabinete autónomo y la dependencia del Presupuesto

Edición Impresa

“Me pegan a mí para no pegarle a Mauricio”, es la defensa del jefe de Gabinete. El Gobierno depende ahora de Frigerio y Dujovne. Hoy van los ministros de Economía de las provincias a Casa Rosada para cerrar acuerdo.

Por primera vez, Marcos Peña sufre el vacío de poder. Mauricio Macri lo sostuvo en su cargo pero el Gabinete ya no le responde. Amputado políticamente por el desplazamiento de Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, el jefe de Ministros canceló ayer su presencia en un acto de la UIA por el Día de la Industria y también suspendió su presentación de informes mañana ante el Senado.

Ya no sólo el peronismo pide su cabeza. La permanencia de Peña en el Gabinete hizo implosionar a Cambiemos y le impidió a Mauricio Macri relanzar la coalición oficialista. Tanto Ernesto Sanz como Martín Lousteau rechazaron ingresar al Gobierno nacional mientras continúe al actual jefe de Ministros. Alfonso Prat Gay también descartó, en principio, reemplazar a Jorge Faurie en Cancillería aunque las negociaciones siguen abiertas. Mientras Peña repele aliados, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, quienes ayer pasaron por Casa Rosada, toman distancia de Poder Ejecutivo Nacional e intentan que la crisis no penetre sus distritos.

"Nunca le pagaron tanto a un jefe de gabinete como a mí. Me pegan a mí para no pegarle a Mauricio", es el descargo del jefe de Gabinete en la intimidad. El funcionario está recluido y transita el duelo por la pérdida de poder. La negociación que encabezó con la UCR de Alfredo Cornejo y Ernesto Sanz para relanzar el Gabinete con Prat Gay y Lousteau terminó de dinamitar sus puentes con el resto de los ministros. Peña negoció el cargo de ministro de Interior hasta último minuto sin la voluntad política de sostener a Rogelio Frigerio, la principal terminal de la Casa Rosada con los gobernadores peronistas para la aprobación del Presupuesto 2018. Pero el jefe de Ministros no terminó de asimilar que la auto postulación de Sanz para Interior era en realidad un golpe a la jefatura de Gabinete. La UCR aspiraba a que Frigerio dejara libre su cartera para reemplazar a Peña como jefe de Ministros. La simbiosis Macri-Peña frustró ese plan y atornilló al funcionario a su cargo aunque ya vacío de poder dentro y fuera de Cambiemos.

Ahora la principal ventaja competitiva, en términos políticos, del gobierno de Macri es la herencia que le dejará a su sucesor. El peronismo, es decir la liga de gobernadores, ya no le teme al regreso de Cristina ni a la herencia del kirchenrismo. El problema que asoma para 2019 es el volumen de deuda, más de 50 mil millones de dólares, que contrajo la administración Cambiemos ante el Fondo Monetario Internacional. Ningún mandatario del peronismo se entusiasma con heredar un Gobierno nacional con esa deuda.

Más allá de las internas de despacho, el Ministerio de Seguridad emitió un alerta preventivo interno por eventuales desmanes sociales. El domingo por la tarde hubo un intento de copamiento de terrenos del ferrocarril en Valentín Alsina. El incidente fue controlado por la policía bonaerense. Un intendente peronista del conurbano bonaerense define el clima social como "depresivo" en su municipio de la tercera sección electoral. "Hay más depresión social y falta de horizonte que agitación social", asegura luego del anuncio de medidas del Gobierno nacional. La Asociación de Defensorías del Pueblo de la República Argentina convocó además a todos los sectores políticos y sociales a conformar una mesa de diálogo para garantizar la paz social.

En la presentación del nuevo Gabinete reducido, Macri le pidió a sus ministros que salgan a defender la gestión de manera global, más allá de sus respectivas competencias. Hoy, en la Casa de Salta en la Capital Federal, los ministros de Economía de las provincias se reunirán para unificar posturas antes de avanzar en la negociación por el Presupuesto 2018 en la Rosada donde los esperan Frigerio y Alejandro Caldarelli, secretario de Provincias y Municipios del Ministerio del Interior. El Poder Ejecutivo Nacional prepara nuevas concesiones para cerrar el acuerdo antes del 15 de septiembre, cuando el proyecto ingrese al Congreso. Al 1% adicional de crédito del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses -unos 9.000 millones de pesos- para compensar a los municipios por la eliminación del Fondo Sojero, se sumaría la autorización a las provincias para que se endeuden en dólares.

Por primera vez desde la sesión donde se votó la ley del aborto, el interbloque Cambiemos volverá a reunirse hoy a las 18:00 en Diputados. El enfrentamiento entre el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot y Silvia Lopennato, paralizó a ese cuerpo legislativo. Una interna "made in" Emilio Monzó. La tropa buscará alinearse para aprobar el Presupuesto. En ese encuentro se informará acerca de las negociaciones que encabezan Frigerio y Monzó con los diputados peronistas Pablo Kosiner, Diego Bossio y Marco Lavagna quien ayer se reunió con Sergio Massa. Otro de los interlocutores del PJ "racional" en la Cámara baja es Eduardo "Bali" Bucca quien la semana pasada pisó el despacho de Frigerio junto al intendente de Bolívar.

Ayer en su mensaje grabado, fue Macri quien adelantó parte del acuerdo: la transferencia a las provincias de la tarifa social eléctrica y los subsidios al transporte no nacionales. "Es histórico que un gobierno trabaje con la oposición en el presupuesto antes de ser enviado al Congreso, y tener un presupuesto acordado por una parte importante de la dirigencia política es demostrar que entendimos que tenemos que sacarle a la gente esta mochila cargada de un estado que gasta mucho más de lo que tiene", fue el mensaje del jefe de Estado.

Dejá tu comentario