Penoso: por paro, fin de semana extra large para los docentes

Edición Impresa

Vidal pidió que la huelga “sea la última instancia” y confirmó que volverá a convocar a los gremios para intentar arribar a un acuerdo antes de que termine el año, que acumulará 27 días sin clases.

Sobre el filo de un ciclo lectivo deteriorado seriamente por el impacto de 26 días de paro, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) gatilló ayer una jornada doble de protesta que arrancará el martes próximo, en reclamo de "salarios dignos".

La medida de fuerza se enlazará, en rigor, con el feriado del lunes, por lo que las clases en la provincia de Buenos Aires se reanudarán con normalidad recién el jueves 22.

Ante el anuncio del nuevo paro, la gobernadora María Eugenia Vidal anticipó que su administración va a hacer esfuerzos para "mejorar el salario antes de fin de año" y para ello, dijo, convocará a reuniones paritarias a distintos gremios de la provincia, entre ellos el de los maestros, con quienes no logró cerrar a lo largo de todo el año un acuerdo.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense -que integran los sindicatos del sector- dijo que adoptaron esa decisión por la "falta de respuestas de la gobernadora María Eugenia Vidal ante el conflicto salarial y educativo".

"Resolvemos dar continuidad al Plan de Lucha Provincial, el 20/11 con paro y acto central, y el 21/11 con una Jornada de Protesta en la que habrán acciones distritales con ´banderazo´ por la soberanía educativa", indicó.

Ayer, durante una entrevista en Crónica TV, Vidal dijo que le gustaría ofrecerles "mucho más" en materia salarial y aseguró que el salario del sector "mejoró sustancialmente" en los últimos años.

Al respecto, puntualizó que "decidimos ir dando adelantos paritarios; a lo largo del año cobraron un 32 por ciento, 35 por ciento con presentismo".

"Soy consciente de que todavía falta, pero sería bueno mantener un canal de diálogo permanente, como con el resto de los gremios, para evitar el desgaste para las familias, los chicos y los propios maestros", dijo la gobernadora.

Y, pidió "encontrar otro camino" al de las medidas de fuerza al señalr que estaba "dispuesta a hacer el esfuerzo".

"Les pido que el paro sea la última instancia", insistió.

Por otra parte, dijo que "son poquísimos" los educadores que ganan el salario inicial de 16.500 pesos, "menos del dos por ciento de todos los docentes. La mayoría ganan más pero no está en discusión si merecen ganar más; sin duda lo merecen, como los médicos, los policías".

Los gremios docentes rechazaron la oferta salarial del 30% para todo el año que les formuló la Provincia (que sumado al material didáctico, llegaría al 31,7%).

Además, el FUDB repudió "las actitudes asumidas por funcionarios provinciales de persecución gremial y hostigamiento laboral a docentes, delegados y equipos directivos".

En ese sentido, advirtió que "ante la falta de capacidad de resolución del conflicto, el Gobierno apela a falacias, tergiversando las causales originarias buscando desprestigiar a los docentes y a sus organizaciones sindicales".

También rechazó "categóricamente la profundización del ajuste que contiene el Proyecto del Presupuesto Provincial 2019, con reducción de partidas destinadas a Educación y el intento de imponer un techo salarial y una negociación a la baja".

Dejá tu comentario