Pérez Esquivel hoy a solas con Francisco

Edición Impresa

La agenda de iniciación del papado de Francisco no se calma y mucho menos para los latinoamericanos. Hoy, el Papa recibirá en el Vaticano a Adolfo Pérez Esquivel, el Premio Nobel de la Paz de 1980 que la semana pasada salió a desmentir que Jorge Bergoglio haya fallado en su protección a dos sacerdotes que fueron detenidos y torturados por la dictadura.

El tema para el Papa no es menor al punto de que el Vaticano emitió un comunicado expreso sobre la cuestión, sólo 72 horas después de haber sido electo, desmintiendo cualquier falta de Bergoglio en sus obligaciones hacia esos curas. En ese comunicado el Vaticano trató de "calumniosas y difamatorias" las acusaciones que llovieron desde la izquierda aliada al kirchnerismo contra Bergoglio.

Fue el vocero papal, Federico Lombardi, el encargado de explicar el comunicado citando a Pérez Esquivel cuando el Premio Nobel dijo: "Hubo obispos que fueron cómplices de la dictadura, pero Bergoglio no".

En esa misma declaración avanzó Pérez Esquivel: "A Bergoglio se lo cuestiona porque se dice que no hizo lo necesario para sacar de la prisión a dos sacerdotes, siendo él el superior de la congregación de los Jesuitas.Pero yo sé personalmente que muchos obispos pedían a la junta militar la liberación de prisioneros y sacerdotes y no se les concedía". Y de ahí que el vocero papal también ayer se haya encargado de anunciar la audiencia con Pérez Esquivel, algo que se volvió una cuestión del Estado para el Vaticano.

Ayer, Francisco siguió con la ronda de reuniones de iniciación y recibió a representantes de diferentes religiones. En ese grupo estuvo el presidente de la DAIA, Julio Schlosser: "El Papa se mostró con toda su humanidad, algo que ya conocíamos de su trabajo en Argentina", dijo a la salida.

Dejá tu comentario