Peter Erskine: “Todo el jazz es música de fusión”

Edición Impresa

La trayectoria de Peter Erskine es apabullante. Iniciado en la batería a los cuatro años, su nombre aparece en unos 500 discos, 30 de ellos como líder. Ha realizado bandas de sonido para cine y teatro. Ha ganado dos premios Grammy y tocado con una gran variedad de artistas -Jaco Pastorious, Stan Kenton, Maynard Ferguson, Joni Mitchell, Steely Dan, Diana Krall, Bill FriKenny Wheeler, Pat Metheny, Gary Burton y John Scofield, entre muchos otros-, además de formado parte de bandas como Weather Report, Steps Ahead, The Brecker Brothers, The Yellowjackets, etc.

Erskine fue solista en conciertos sinfónicos con orquestas como las de Londres, Los Angeles, Radio Frankfurt, Scottis Chamber, BBC Symphony o Filarmónica de Berlín, y es el director de la carrera de batería en la University of Southern California, productor de su propio sello Fuzzy Music y autor de varios libros teóricos sobre música y batería. Nacido en Nueva Jersey hace 56 años, vive hace más de 30 en Los Angeles, desde donde recorrió varias veces el mundo como parte de diferentes formaciones. Como integrante de Weather Report estuvo por última vez en la Argentina, hace ya varias décadas.

El gran baterista volverá a nuestro país para hacer un único concierto en el teatro ND/Ateneo el próximo 31 de julio al frente de un trío que se completa con su sobrino Damian Erskine en bajo eléctrico y Vardan Ovsepian en piano acústico. Dialogamos con él poco antes de su llegada.

Periodista: Para el público argentino su nombre sigue apareciendo muy ligado a Weather Report. ¿Le molesta que así sea?

Peter Erskine: Por cierto, me alegro por mi buena fortuna de haber sido parte de Weather Report, con quienes hice cinco álbumes y varias giras por el mundo, incluida mi visita a Buenos Aires en 1980. Hace ya 30 años que no formo parte de ese grupo y, sin embargo, ni nombre sigue ligado a él. ¿Por qué? Sencillamente porque fue la banda que me abrió muchas puertas y la que permitió tocar con muchos otros artistas. Así que muy lejos estoy de molestarme.

P.: Precisamente, considerando la gran cantidad y variedad de músicos con los que ha trabajado, ¿qué síntesis hace cuando repasa su historia?

P.E.: Voy a escaparle un poco a su pregunta y decir simplemente que me gusta la música y que desde muy joven he sentido la inquietud de escuchar las músicas más variadas. Una experiencia nos da elementos para la siguiente, y eso es muy bueno porque es lo que nos permite seguir aprendiendo. De modo que es muy natural para mí el hecho de tocar con diferentes grupos, con distintas formaciones, en distintos estilos. Últimamente, de todos modos, disfruto más tocando mi propia música y paso el mayor tiempo tocando con mis propios grupos.

P.: ¿Su trabajo como solista y su tarea como baterista acompañante tienen lugares muy diferentes en su vida?

P.E.: Yo soy un baterista acompañante en todos los casos, inclusive en mis propios grupos; y a la vez, un buen baterista, es un poco líder en todas las formaciones. Cuando se trata de mis proyectos, puedo darme el lujo de elegir las canciones y persuadir a mis compañeros sobre el rumbo de las cosas, Parafraseando a George Orwell, diría que en democracia todos los músicos son iguales, pero algunos son más iguales que otros.

P.: ¿Es un adicto al trabajo?

P.E.: Trabajo duro y vivo plenamente para la música; es la única manera en que sé hacer las cosas. Al final del día, simplemente espero cumplir con las necesidades económicas de mi familia mientras hago una música que siento honesta y que me brinda algo a mí mismo como oyente.

P.: ¿Qué lugar le asigna a la docencia?

P.E.: Soy el director de una carrera de batería. A la vez, enseño jazz para músicos formados y soy responsable por la enseñanza de percusión a quienes no son bateristas. Se trata de un laboratorio de percusión que hemos creado en cooperación con la Roland Corporation. La enseñanza me apasiona y trato de darle un lugar significativo a la batería en el contexto general de la música.

P.: ¿Conserva recuerdos de su anterior visita a la Argentina? ¿Qué expectativas tiene para este nuevo viaje?

P.E.: Puede sonar a lugar común, pero créame que espero con muchas ganas volver a Buenos Aires, 30 años después de que toqué en el Luna Park con Weather Report. Y vuelvo para hacer el mismo repertorio que tocamos con el trío en todas partes del mundo; la única diferencia será que en este caso la audiencia habla en español. Ojalá que los públicos de la Argentina y Chile -donde también iremos- disfruten con nuestra música como en aquella oportunidad disfrutaron con el Weather.

P.: ¿Qué puede decirme de sus compañeros Vardan Ovsepian y su sobrino Damian?

P.E.: A Vardan lo descubrí porque me lo recomendó el guitarrista Mick Goodrick en Boston. Es un pianista increíblemente talentoso y un compositor con un lenguaje armónico y melódico muy personal. Hemos hecho conciertos y discos juntos y por cierto disfruto mucho de tocar con él. Damian es mi sobrino y se ha vuelto uno de los bajistas más cotizados de los Estados Unidos. Este es nuestro primer tour juntos. Mi intención es armar el trío como un buen chef combina sus ingredientes: espero que resulte así para ustedes.

P.: Hablando más específicamente de lenguajes, ¿cómo le gusta que se considere su música?

P.E.: Suele aparecer el rótulo de «fusión», olvidándose que de por sí todo el jazz lo es. En esa fusión, mucho han tenido que ver las músicas de América Central, el Caribe y Sudamérica; aunque también podemos decir que todo viene de Africa. En cualquier caso, el mejor jazz es aquel que ha abierto su cabeza y su corazón a todas estas músicas. Dizzy Gillespie, Stan Kenton o Weather Report, por caso, han sido propuestas reconocidas y todas han abrazado las músicas afro y latinoamericanas. A mí me gusta tocar muchos estilos distintos y me siento más cómodo hablando en lenguajes mixtos. Creo que mi nuevo trío es una buena demostración de eso.

P.: ¿Qué sera lo que escucharemos en Buenos Aires, entonces?

P.E.: Vamos a tocar música de mi último CD «The Interlochen Concert», que grabamos en el famoso Interlochen Center for the Arts de los Estados Unidos. También haremos composiciones de Vardan y de Damian.

P.: ¿En qué otras cosas está trabajando por estos tiempos?

P.E: Mi sello Fuzzy Music está lanzando la continuación de nuestro álbum «Standards», que fue nominado para los Grammy. Será el «Standards 2, Movie Music», con la participación de Bob Mintzer, Alan Pascua y Darek Oles. Además, planeo grabar con el nuevo trío, justamente con el que viajaré a la Argentina. Por otra parte, estoy entusiasmado con un álbum que hice con el trompetista Tim Hagans y la Norrbotter Big Band de Suecia, con invitados como Randy Brecker, Dave Liebman, George Garzone y Rufus Reid. Se llama «The Avatar Sessions» y fue una de las experiencias como baterista más excitante de mi carrera. Como usted sabe, lo más inmediato en mi futuro es que estoy viajando en pocos días a Sudamérica, y ojalá sea el comienzo de una serie de visitas y que no tengan que pasar otros treinta años.

Entrevista de Ricardo Salton

Dejá tu comentario