Por lo menos hasta el 31 de octubre no volverá a subir la luz

Edición Impresa

• EL GOBIERNO RATIFICÓ LOS PRECIOS MAYORISTAS QUE FIJÓ A PARTIR DEL 1 DE FEBRERO EN TODO EL PAÍS HASTA NOVIEMBRE

El Gobierno ratificó ayer los precios mayoristas de la energía que rigen desde el 1 de febrero en todo el país, para el período mayo-octubre. La medida fue tomada por la resolución 41 de la Secretaría de Energía Eléctrica publicada ayer, con lo que se institucionaliza que no habrá nuevos aumentos de la energía por lo menos hasta el 31 de octubre, confirmando lo que ya había anticipado el ministro Alfonso Prat Gay sobre que no habrá nuevas subas de tarifas hasta el 31 de diciembre.

La actual administración a través del Ministerio de Energía a cargo de Juan José Aranguren retomó los procedimientos previstos en la ley de marco regulatorio eléctrico que se dictó al privatizarse SEGBA.

Según esas normas, el precio de la energía debe ser fijado dos veces al año, a partir del 1 de mayo para el período invernal y del 1 de noviembre para el estival, en función de las previsiones sobre la oferta y la demanda en el período a iniciarse. En caso de que después la realidad no coincida, el precio de la energía puede revisarse el 1 de agosto y el 1 de febrero.

Por lo menos hasta que se aplicó en los primeros años de 2000, el valor de la electricidad era más alto en invierno que en verano, aunque actualmente como la demanda cambió podría resultar a la inversa. En el caso de este año, la resolución 6 de fines de enero que fija los nuevos precios mayoristas y sigue vigente, no contempla el costo real de la energía, por lo cual en el Ministerio de Energía llegó a especularse que se haría una nueva corrección en mayo, al empezar el período invernal.

Pero finalmente no quedó espacio político para un nuevo aumento en la electricidad, considerando los problemas planteados por las provincias y las pymes para pagar las facturas actuales. A eso se suma que el aumento adicional para los usuarios de Capital Federal y Gran Buenos Aires (de Edenor y Edesur) recién llegará en toda su plenitud en las facturas que se reciban a principios de mayo, de modo que todavía no puede preverse la reacción del público.

En la resolución conocida ayer, la Secretaría de Energía Eléctrica indicó que "ante la asimetría existente entre los costos reales y los precios vigentes y considerando las posibilidades de pago de los usuarios y la conveniencia de prevenir un impacto negativo en la economía, resulta necesario sancionar un precio estacional único a nivel nacional para el mercado eléctrico mayorista todavía sensiblemente menor al costo real de abastecimiento del sistema".

De acuerdo con los cálculos oficiales el costo de generar 1 megavatio es de u$s 70 , mientras en las facturas de los usuarios residenciales de todo el país el precio incluido ronde $ 320, y para las industrias (pequeñas, medianas y grandes que no compran la energía a una generadora), el valor es de alrededor de $ 770.

La diferencia con el costo indica lo que todavía faltaría ajustar las tarifas de electricidad , a lo que debe sumarse el impacto de la revisión de los contratos de transportistas y de Edenor y Edesur que también se planea poner en vigencia el año próximo.

La necesidad de seguir elevando las facturas se incrementará además si se espera que alcancen para repagar las inversiones en generación, redes de trasmisión y cableados domiciliarios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario