Por paros, Corte pidió a Scioli que ponga custodia en tribunales

Edición Impresa

Buenos Aires - La Corte bonaerense dictó una resolución para garantizar la prestación de Justicia, que incluye un pedido para el Ministerio de Justicia y Seguridad del Gobierno de Daniel Scioli para que ponga custodia y permita a funcionarios judiciales, abogados y particulares el acceso a los tribunales. La medida se enmarca en el conflicto salarial que mantiene el gremio de trabajadores judiciales y de un nuevo paro anunciado para hoy en rechazo al incremento de hasta un 26% ofrecido por decreto por Scioli para poner fin a la discusión paritaria, y para reclamar la ley de enganche salarial que podría «atar» los movimientos en los sueldos de los empleados a los que tienen los jueces.

A partir de una cautelar redactada por la jueza platense Miriam Ermili al aceptar un amparo promovido por el Colegio de Abogados de la Provincia, la resolución -en lo que respecta a seguridad- se pondrá en práctica a partir de hoy según confirmaron desde la cartera al mando de Ricardo Casal. El rechazo de los delegados sindicales no se hizo esperar.

El titular de la Asociación Judicial Bonaerense, Hugo Blasco, dijo que la presencia de efectivos en los tri-bunales platenses es «repudiable» y la extensión de esas «guardias» a todas las dependencias constituiría «una situación muy grave».

Asimismo, sostuvo que el gremio «hará política y penalmente responsables al gobernador Scioli, al ministro Casal, al titular de la Corte, Eduardo de Lázzari, y a la jueza Ermili, de cualquier hecho de violencia contra trabajadores o que no les permita a estos ejercer sus derechos, derivado de presencia policial» en los tribunales; presencia eventual a la que definió como «un hecho de violencia institucional». La resolución de la Corte incluyó otras medidas. Además de la de «garantizar la presencia y la seguridad de abogados, magistrados, personal y judiciables» en todas las dependencias judiciales, se solicitó al Ministerio que se asegure la atención de las mesas de entradas, que deberán permanecer abiertas durante toda la jornada judicial, que todos los juzgados y organismos judiciales reciban todos los escritos que se presenten (con y sin habilitación), así como también cédulas, mandamientos y oficios a control, y se despachen en debido tiempo y forma, y también, se pidió a la cartera que inste a todos los magistrados a celebrar las audiencias fijadas.

«En el caso en que los empleados no presten funciones -se agregó en la disposición- los funcionarios y el propio titular tendrán que estar a disposición de los letrados para su atención en la mesa de entradas».

Al respecto, De Lazzari afirmó que la adecuada prestación del servicio de justicia «es una exigencia indeclinable e irrenunciable para el Poder Judicial» y agregó que su aseguramiento constituye tarea esencial «de todos y cada uno de los magistrados».

«Ninguna duda puede existir en torno a que compartimos la aspiración de obtener mejoras para todos, y especialmente para los sectores del personal mas desfavorecidos», señaló el presidente del Máximo Tribunal y apuntó: «Pero el Poder Judicial no es una isla y lamentablemente sufre las mismas carencias que se perciben en otros ámbitos de la administración provincial, en un marco general signado por graves dificultades económicas».

En relación con el paro previsto para hoy, De Lazzari indicó que «los derechos de huelga, de peticionar y de reunión ciertamente merecen y tienen reconocimiento, pero deben ejercerse en un contexto que no colisione con otros igualmente respetables», al tiempo que remarcó que «también conforma garantía constitucional ineludible la tutela judicial continua y efectiva, el acceso a la Justicia».

Dejá tu comentario