Presentaron la autopista ribereña

Edición Impresa

 El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó ayer el Paseo del Bajo, conocido como la autopista ribereña, un proyecto para conectar las autopistas Buenos Aires-La Plata e Illia y crear nuevos espacios verdes en la zona del bajo porteño, que comenzará en diciembre de este año.

El Paseo del Bajo se extenderá desde la Autopista Buenos Aires-La Plata sobre las avenidas Alicia Moreau de Justo y Huergo-Madero, y luego por las avenidas Ramos Mejía, Antártida Argentina y Castillo hasta su empalme en el norte con la Autopista Illia. El proyecto propone la creación de un nuevo sistema vial que incluirá una autopista y carriles rápidos, con nuevos espacios verdes y con más cruces peatonales. Además contempla la construcción de una autopista que tendrá más de 6 kilómetros de extensión conectando el sur con el norte de la Ciudad. Esta vía tendrá en su gran mayoría un diseño de trinchera abierta con cuatro carriles (dos en cada sentido) por donde circulará exclusivamente tránsito pesado. Irá entre Alicia Moreau de Justo y Huergo-Madero, y luego en la zona de Retiro circulará por Av. Ramos Mejía, Antártida Argentina y Castillo. Al costado de la trinchera para vehículos pesados, sobre las avenidas Alicia Moreau de Justo y Huergo-Madero, se ubicarán los carriles para tránsito liviano. Habrá cuatro carriles sentido norte y otros cuatro sentido al sur.

El Gobierno de la Ciudad prevé que con esta nueva organización vial se mejore sustancialmente la circulación de más de 25.000 vehículos diariamente, entre ellos casi 10.000 camiones. Además, se acortarán tiempos de viaje, aumentará la seguridad vehicular y, por sobre todo, de los peatones.

El proyecto lo llevará adelante el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño a través de la empresa estatal AUSA junto a la Corporación Puerto Madero. Tendrá un costo cercano a los u$s 650 millones que serán financiados por un préstamo internacional del Banco de Desarrollo de América Latina CAF de u$s 400 millones y con fondos propios de la Ciudad y la Corporación Antiguo Puerto Madero por un monto de u$s 250 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario