Previsible rechazo del campo cordobés a la suba en el Inmobiliario

Edición Impresa

Las entidades rurales cuestionaron los incrementos de hasta 56 por ciento previstos en el proyecto de Presupuesto provincial.

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias de Córdoba, cuestionó el "nuevo ajuste impositivo" que contempla para el sector el Presupuesto provincial 2019, presentado el martes por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, que contempla incrementos impositivos para el sector que van desde el 38 al 56%, lo que implica que la recaudación tributaria provincial proveniente del campo pasará de $3.600 millones a 5.000 millones.

A través de un comunicado, los productores se manifestaron "hartos" de ser la "variable de ajuste" de cada nuevo proyecto de Presupuesto municipal, provincial o nacional. Y solicitaron "mesura y conciencia dirigencial" a los Gobiernos de todos los niveles del Estado al momento del anuncio de nuevos incrementos impositivos, que, disimulados de actualizaciones o simples ajustes por inflación, "siempre impactan sobre los costos crecientes de todas las producciones agropecuarias".

En ese contexto el sector insta al Gobierno provincial y a los legisladores a "propiciar políticas austeras y a encontrar soluciones administrativas que contribuyan a mitigar los efectos derivados de un nuevo incremento de la carga impositiva que pesa sobre nuestra sociedad".

La entidad, que está integrada por las delegaciones locales de Coninagro, Sociedad Rural Argentina, Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona y Federación Agraria, sostuvo que "cada día aparecen más lejanas las promesas de reducción de la presión tributaria que limita y condiciona la actividad productiva por el asedio fiscal que pesa sobre el sector agropecuario y que castiga especialmente a las economías regionales".

El gobierno del justicialista Juan Schiaretti presentó ayer en la Legislatura el proyecto de Presupuesto para el electoral 2019, que incluye subas en los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural de hasta 40% y 56% respectivamente, nuevas rebajas en Ingresos Brutos, una duplicación de los fondos para asistencia social y un pedido de endeudamiento por unos $20 mil millones.

En el caso del Inmobiliario Urbano se establecieron 5 categorías, que van desde las propiedades de menos de $584.500, que tendrán un aumento del 32%, hasta las que superan los $2.167.500, que se incrementarán 40%. En las otras tres categorías intermedias, los ajustes oscilarán entre el 29% y el 33%. En tanto, para el Inmobiliario Rural la división se hizo en tres categorías, en función del tamaño y la valuación. Las de menores dimensiones y valor (el 67% de las cuentas) tendrán un alza del 38%; las intermedias, del 51%, y las más grandes y valiosas (el 11% de total)aumentarán 56%.

Pero además contempla un nuevo diagrama de bajas en Ingresos Brutos para el sector productivo, en línea con el Consenso Fiscal sellado por los gobernadores con Mauricio Macri hace un año. Bajo esa ingeniería, Córdoba resignará el año que viene $6.141 millones, lo que representa una caída del 3,7% en los ingresos provinciales.

Dejá tu comentario