Primera denuncia penal hoy de Scioli por evasión

Edición Impresa

Buenos Aires - En un endurecimiento de la lucha contra la morosidad, el director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Martín Di Bella, confirmó que hoy presentará ante la Justicia Penal platense "las primeras denuncias por evasión en el marco de la Ley Penal Tributaria", que contempla penas de prisión.

Buenos Aires se convertirá así en la primera provincia en desembarcar en los tribunales penales para que se investiguen las maniobras de evasión impositiva.

Se trata en este caso de grandes contribuyentes sobre los cuales se detectó una defraudación millonaria contra el Estado provincial, cometida en el período que arranca en diciembre de 2011, cuando entró en vigencia la norma.

La estrategia se enmarca en la necesidad de Daniel Scioli de potenciar los ingresos de la provincia en medio de los cortocircuitos políticos y financieros con la Casa Rosada y, a su vez, en la decisión de no recurrir para ello a una nueva suba de impuestos. Por eso el hincapié está puesto en profundizar, vía varios flancos, la lucha contra la evasión.

Según datos a los que accedió este diario, la embestida de hoy ante la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Complejos N° 8 apuntará al menos a tres grandes contribuyentes, que son empresas que facturan más de $ 10 millones anuales y que por ello funcionan como agentes de recaudación.

El delito denunciado por ARBA radica en que las firmas retuvieron o percibieron dinero de los contribuyentes como "pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos", pero luego no lo depositaron en las arcas provinciales.

En esa línea, para la Ley Penal Tributaria se trata de "apropiación indebida de tributos", tipificada en el artículo 6 y que contempla la pena de "2 a 6 años" para el agente de retención o percepción de tributos provinciales "que no deposite total o parcialmente dentro de los 10 días hábiles administrativos de vencido el plazo de ingreso el tributo retenido o percibido, siempre que el monto no ingresado superase la suma de $ 40 mil por cada mes". Por de pronto, las denuncias de hoy recaerán al menos sobre:

-
Una empresa que declara como actividad principal la construcción y reforma de grandes edificios, y que tiene domicilio fiscal en la Ciudad de Buenos Aires. Según los registros de Arba, en 2012 facturó más de $ 80 millones.

- Una firma radicada en San Isidro, que se dedica a la venta al por mayor de calzado (importación y exportación) y que habría facturado más de $120 millones durante 2012.

- Otra empresa con domicilio fiscal en Vicente López, que ofrece servicios de intermediación financiera y que facturó más de 20 millones.

Ayer, Di Bella aseguró que "la denuncia recaerá en empresas que se apropiaron de recursos tributarios que no le corresponden y que perjudican a los bonaerenses". "Vamos a aplicar la ley hasta las últimas consecuencias", dijo.

La nueva Ley Penal Tributaria permite a los fiscos provinciales litigar en el fuero penal y, para los evasores, contempla penas de prisión.

En este marco, Di Bella resaltó que en el Gobierno "hay un fuerte compromiso para generar ingresos genuinos y sostener un sistema tributario más equitativo y progresivo".

Según el plan de gastos 2013, la provincia tiene aval para endeudarse por $millones (incluido el Programa de Letras del Tesoro por $ 6 mil millones, que según fuentes gubernamentales "sigue en vigencia normalmente").

Di Bella además resaltó que el objetivo 2013 es recaudar $ 61 mil millones y que habrá "un punto de inflexión" contra la evasión. Así, destacó la creación de la Policía Tributaria en Seguridad y el anuncio del envío de un proyecto para crear el Fuero Penal Tributario.

Dejá tu comentario