Prisión por facturas truchas

Edición Impresa

La Justicia dictó la prisión preventiva y un embargo por $ 20 millones a un miembro de una asociación ilícita conformada para evadir impuestos, luego de una denuncia de la AFIP, a cargo de Ricardo Echegaray. El acusado estaba prófugo en Perú y fue extraditado la semana pasada para cumplir la condena. Hay cinco personas más procesadas en la causa que tramita el Juzgado Nacional en lo Penal Tributario N° 1, a cargo del juez Javier López Biscayart.

El caso comenzó cuando la AFIP detectó facturas apócrifas que habría utilizado la empresa Decovial, del sector de la construcción, según relataron fuentes judiciales.

Libros falsos

A partir de esto, se descubrió una red de empresas sospechadas de estar involucradas en el uso de esos documentos. La banda delictiva reclutaba personas -generalmente de bajos recursos-, con las que integraba formalmente sociedades comerciales y confeccionaban libros falsos para formalizar la constitución de las sociedades mediante intervención notarial.

Luego se inscribían ante la Inspección General de Justicia y la AFIP, con lo que ya se encontraban en condiciones de emitir facturas apócrifas para distribuir a los potenciales «clientes», y facilitar su evasión tributaria.

Dejá tu comentario