Provincias ya van a la caza de mayor renta minera

Edición Impresa

Chubut y Santa Cruz impulsan nueva ley que apunta a aumentar recaudación; Catamarca apura asociación

Tras la estatización de YPF, ahora las provincias que cuentan con recursos minerales, y que en mayor o menor medida atraviesan un crítico momento financiero, apuntan a avanzar por la otra gran industria extractiva y analizan diversas estrategias para intentar incrementar la renta que obtienen de las explotaciones mineras.

El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, luego de algunos intentos fallidos, insistirá con un nuevo proyecto de ley para imponer nuevos tributos, mientras la catamarqueña Lucía Corpacci buscará cobrar utilidades además de regalías por medio de asociaciones entre el Estado y las empresas. En tanto, en Chubut, donde la megaminera todavía no se ha desarrollado, el mandatario Martín Buzzi debate una iniciativa legislativa integral que en un principio plantea elevar las regalías que cobra tanto a las empresas petroleras como a las mineras.

«Estoy trabajando en un proyecto de ley que voy a mandar en breve a la Cámara de Diputados, que abarca de manera más integral la renta minera para gravar contratos que pueden ser millonarios y que hoy no están gravados», señaló el justicialista Peralta.

Dos meses atrás, el patagónico había tratado de avanzar en la creación de un protocolo minero que establezca las inversiones para el desarrollo social y generó el amplio rechazo del sector empresario. En rigor, se trataba de un aporte nuevo que las mineras deberían hacer en conjunto y en concepto de responsabilidad social empresaria de unos 14 millones de pesos extras mensuales.

Otro intento

Días después, el oficialismo volvió a presentar en la Legislatura local un proyecto de ley para aplicar un canon extraordinario y único por la transferencia de la propiedad minera (un 10% de la transacción), que también quedó trunco.

En paralelo, el también

peronista Buzzi planteó el análisis entre legisladores, funcionarios y técnicos de una iniciativa que integra a la minería con la actividad petrolera, que es el fuerte en la provincia. Básicamente, se discute incrementar las regalías de manera indirecta: en el petróleo prevé el aumento en 4 puntos porcentuales, por lo que pasaría del 12% que fija la Ley Nacional de Hidrocarburos al 16%, y en la minería, el aumento es de 5 puntos porcentuales, con lo que pasa del 3% que establece el Código Minero al 8%.

Al respecto, la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) dejó entrever su desacuerdo frente a las medidas que se debaten en Santa Cruz y en Chubut. Como respuesta, desde el seno de la Organización Federal de Estados Mineros (OFEMI) garantizó a los empresarios que «Nación y las provincias están en armonía para fijar reglas claras y alentadoras para el despliegue de la actividad» y prometieron que mediarán frente a sus pares sureños.

En el medio, la kirchnerista Corpacci confirmó que su gestión apunta a una nueva modalidad de asociación con el proyecto minero de cobre y molibdeno Agua Rica con el fin de cobrar utilidades, además de regalías. La dirección tomada por la catamarqueña, por el momento, va en línea con lo acordado a principios de año en la OFEMI, ya que busca mecanismos para ampliar el rol de las provincias en el negocio sin tocar las regalías ni el marco jurídico vigente.

Si bien Corpacci adelantó que hay aspectos que pretende modificar en los nuevos emprendimientos mineros, anticipó la posibilidad de asociar a la empresa provincial Catamarca Minería y Energía Sociedad del Estado (Camyense) con la minera Xstrata Copper en la explotación de Agua Rica. Para la firma anglo suiza, la definición de Catamarca en este sentido es clave para aprobar la factibilidad del megaemprendimiento.

Dejá tu comentario