Puja por subrogancia en Cámara de Casación

Edición Impresa

La Corte Suprema de Justicia podrá intervenir en la puja por el régimen de subrogancias de la Cámara de Casación Penal. El pedido ante el máximo tribunal lo realizó el fiscal general Jorge Auat quien en 2012 entendió que el camarista Luis María Cabral accedió a su vocalía en forma supuestamente irregular.

La puja entre el juez y el fiscal es un reflejo de la división que por estos días anima las tertulias en tribunales. Mientras Cabral preside la Asociación de Magistrados desde la lista Bordó, de perfil crítico hacia el oficialismo, Auat es uno de los principales promotores de la agrupación Por una Justicia Legítima, cercana al Gobierno y que mañana tendrá su show de lanzamiento en la Biblioteca nacional donde el objetivo será debatir sobre la democratización del Poder Judicial.

La presentación de Auat contra Cabral se dio en el tramo final de la carrera por la presidencia del gremio de jueces, lo cual para los bordó se trató de una maniobra de tintes electorales. Auat sostuvo, por escrito, que la designación de Cabral no se realizó conforme a reglamento. En el escrito presentado sostuvo que «dicha irregularidad consiste en no haberse llevado a cabo el sorteo correspondiente». Cabral había sido designado cuando la Casación se encontraba en estado de «emergencia jurisdiccional» por la cantidad de vacantes existentes en ese entonces.

Cabral pertenece al fuero criminal ordinario porteño y, según las normas invocadas por el fiscal, no estaba legalmente habilitado para acceder al cargo que lo colocó en el primer tribunal de apelaciones penales del país sin mediar concurso.

A fines de 2012 el pleno de la Casación decidió la continuidad de Cabral aunque se estableció que el sistema de subrogancias deberá pasar por una revisión en junio.

Dejá tu comentario