Rajoy enfrenta al Congreso hoy por sus escándalos

Edición Impresa

Madrid - El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, apremiado para que esclarezca el escándalo sobre la contabilidad paralela del Partido Popular (PP), comparece hoy ante el Congreso que le exige no esquivar la denuncia de corrupción hablando de la crisis económica.

Rajoy, cuyas comparecencias son contadas, se vio obligado a salir de su largo silencio tras las denuncias del extesorero del PP Luis Bárcenas sobre el pago de sobresueldos por 343.700 euros al mandatario y ante la presión de la oposición socialista que amenazó con una moción de censura en su contra.

"Pienso que éste es el momento adecuado para que yo explique en el Parlamento cuál es la situación y el balance de lo que se ha hecho en los últimos tiempos" a nivel político y económico, había afirmado hace diez días, haciendo temer al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que ahogue el escándalo bajo un alud de datos económicos.

Un diputado nacionalista vasco, Emilio Olabarria, pidió ayer a Rajoy "que no frustre las expectativas ciudadanas en relación con la corrupción" y le exigió que "se centre en lo que la gente está esperando escuchar".

Indignada por el creciente número de escándalos de corrupción en el país, que incluso implican al yerno del rey, Iñaki Urdangarin, la opinión pública española, asfixiada por las políticas de austeridad, confía cada vez menos en sus instituciones.

Tildando de "impresentable" que Rajoy se centre hoy en la economía para no esclarecer el caso Bárcenas, la número dos del PSOE, Elena Valenciano, subrayó el objetivo de la oposición es doble: "Que el presidente del Gobierno diga la verdad y que abandone su puesto. Si no lo conseguimos, pues seguiremos insistiendo, seguiremos luchando por ello", afirmó, y adelantó que el líder opositor, Alfredo Pérez Rubalcaba, pedirá hoy la renuncia del jefe de Gobierno "sin autonomía" y "secuestrado por una trama de corrupción horrorosa".

Pero el presidente ya aseguró que no renunciará. Por ello, y frente a la posibilidad de que ante el pleno del Congreso no mencione el caso Bárcenas, el PSOE no descarta presentar la moción de censura tras las vacaciones de verano. "Ninguno de los instrumentos parlamentarios con los que contamos está decidido y ninguno está descartado", dijo Valenciano.

Agencias AFP y DPA

Dejá tu comentario