Reacción: capitales UCR ya evalúan votar con Nación si PJ desdobla los comicios

Edición Impresa

• ARRANCÓ ANÁLISIS EN SANTA ROSA; CÓRDOBA, EXCEPCIÓN CON REBOTE EN LA CONTIENDA PROVINCIAL 2019
La estrategia de los gobernadores peronistas de esquivar el arrastre de votos de Macri impacta en el -lento- armado de los calendarios municipales.

La pretensión de los gobernadores peronistas de desdoblar las elecciones provinciales de 2019 de la compulsa presidencial para evitar una tracción desde arriba con la candidatura por la reelección de Mauricio Macri disparó una estrategia de contraofensiva entre intendentes de capitales radicales, algunos de los cuales ya evalúan pegar los comicios municipales con la compulsa nacional.

Una postal de anticipación se da en La Pampa, donde el justicialismo encolumnado detrás del mandatario Carlos Verna ya blanqueó su intención de separar la votación provincial de la renovación del poder, en octubre, en la Casa Rosada.

En reacción, la UCR pampeana -que comanda Hipólito Altolaguirre- analiza ya impulsar un retoque en la normativa electoral para poder sufragar junto con los comicios nacionales, pese al desdoblamiento provincial, para cosechar el influjo de un potencial triunfo nacional de Cambiemos. Una pretensión que deberá ser refrendada por la Legislatura, en una apuesta de final incierto.

"Vamos a abrir el debate sobre ese punto", sostuvo Altolaguirre, presidente del Comité Provincia, en declaraciones reseñadas por El Diario de La Pampa. La mirada está puesta en retener la estratégica Santa Rosa -que gobierna su hermano, el radical Leandro Altolaguirre-, y que el peronismo sueña con recuperar.

Además de La Pampa, otras tres comparten la condición de convivencia de un gobernador peronista con un intendente capitalino radical: Entre Ríos (coexisten Gustavo Bordet con Sergio Varisco), Córdoba (Juan Schiaretti con Ramón Mestre) y Santa Cruz (Alicia Kirchner con Roberto Giubetich).

Las definiciones concretas se dilatan por ahora en la capital cordobesa, en una provincia estratégica para Mauricio Macri.

Allí se da un escenario interesante en materia de fecha de elecciones y sus implicancias políticas, a partir de una carta orgánica que obliga a la Ciudad a votar como máximo hasta 60 días antes del recambio de mandato, lo que impide pegar los comicios locales con los nacionales.

Ello abre un escenario con dos posibilidades: que Mestre convoque a votar junto a las elecciones provinciales (Schiaretti volvería a desdoblar), o que las separe (como en 2015).

Por el momento no hay precisiones, aunque hay una realidad que pesará: a Cambiemos -que aspira a arrebatarle la gobernación a la justicialista Unión por Córdoba en 2019- le convendría a priori una votación municipio-provincia en simultáneo, para arrastrar votos desde abajo en favor del candidato de la coalición que resulte elegido para enfrentar la probable reelección de Schiaretti.

Ese análisis en los hechos le da un plus de peso a Mestre, quien tendrá la llave para definir la fecha de los comicios mientras Cambiemos dirime su pulseada interna -que insumirá varios meses aún- entre los al menos cuatro candidatos en carrera para la gobernación: el propio Mestre (que no puede reelegir, tras dos mandatos consecutivos), el radical Mario Negri, Héctor Baldassi (PRO) y Luis Juez (Frente Cívico).

En Paraná, en tanto, Varisco también muestra cautela. "A nosotros creo que el desdoblamiento no nos afecta", dijo en las últimas horas, aunque la separación de elecciones que podría definir Bordet ya fue cuestionada públicamente por el Foro de Intendentes de Cambiemos de Entre Ríos -"produciría un mayor costo económico a las arcas entrerrianas con el sólo fin de una estrategia meramente electoralista", dijeron- lo que genera un escenario de final abierto en materia de calendarios. En sintonía, tampoco se expresó Giubetich, más abocado a la crisis financiera municipal.

En rigor, son una decena los intendentes de capitales con sello UCR (el décimo es el correntino Eduardo Tassano, que asumió en diciembre). Pero de ese lote, 3 comparten signo político con la gobernación: Tassano (con Gustavo Valdés), el jujeño Raúl Jorge (con Gerardo Morales) y el mendocino Rodolfo Suárez (con Alfredo Cornejo). En tanto, otro trío convive con Ejecutivos de partidos provinciales: el santafesino José Corral (con el socialista Miguel Lifschitz), el rionegrino José Luis Foulkes (con Alberto Weretilneck) y el neuquino Horacio Quiroga (con Omar Gutiérrez).

Dejá tu comentario