Recalde versus Moyano y lucha fratricida en sindicato de pilotos

Edición Impresa

• EL GOBIERNO PONE EN JUEGO EL CONTROL DEL GREMIO AERONÁUTICO MÁS ESTRATÉGICO.
• PUJA ARRANCA DENTRO DE 15 DÍAS

 La primera disputa interna sindical del año llegará a fin de mes con todos los ingredientes: la elección de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), la organización más estratégica del sector aerocomercial, enfrentará a dos hermanos que a su vez están alineados con las CGT de Antonio Caló y Hugo Moyano, y su resultado tendrá en vilo al Gobierno y en particular a La Cámpora, a cargo del manejo de Aerolíneas Argentinas (AA).

Los comicios de APLA comenzarán el 26 de enero y se extenderán hasta el 6 de febrero, algo usual y propio de la dinámica de un gremio que tiene a sus afiliados distribuidos por el mundo durante buena parte del año. El actual líder de la organización, Pablo Biró, renunció en octubre pasado junto a toda la conducción del sindicato de modo tal de facilitar el adelantamiento de las elecciones. En ellas enfrentará a su propio hermano, Daniel Biró, apoyado por Moyano.

La lucha fratricida fue resultado de los intentos del camionero por recuperar un gremio que le era propio hasta diciembre de 2012, cuando su delfín el expiloto del avión presidencial Jorge Pérez Tamayo perdió las elecciones frente a la lista que encabezaba su hasta entonces segundo, Pablo Biró. La primera alternativa de Moyano fue impulsar una lista de oposición liderada por el hijo de Pérez Tamayo, Diego Pérez Bariggi.

Pero a fin de año, al momento del cierre de listas, Moyano y Pérez Tamayo terminaron por inclinarse por Daniel Biró, hermano de Pablo y con quien mantiene un enfrentamiento desde noviembre de 2011, cuando Cristina de Kirchner encabezó un acto en un hangar de Aerolíneas Argentinas en el Aeroparque metropolitano y respaldó explícitamente la gestión de Mariano Recalde al frente de la compañía.

Pablo Biró le contó a este diario que el enfrentamiento surgió cuando se negó a entrar en confrontación directa con Recalde luego de que su hermano Daniel, a partir de ese acto de la mandataria, fuese desplazado de un cargo en Aerolíneas como gerente de la flota Boeing.

Para asegurarse su continuidad en la jefatura de APLA, Pablo Biró renunció junto a toda la Comisión Directiva del gremio en octubre pasado y llamó a elecciones anticipadas para fin de este mes. La maniobra fue cuestionada por la oposición que entonces encabezaba Pérez Tamayo, que la impugnó sin éxito ante la Justicia laboral.

La intervención del jefe de la CGT opositora en la interna se da a través del estudio de abogados que patrocina la lista de Daniel Biró, y que integran Juan Manuel Martínez Chas y Hugo Antonio Moyano, uno de los hijos del camionero. Ellos y Facundo Moyano, otro hijo del dirigente y diputado nacional, es el mismo equipo que en julio de 2013 logró desplazar a la lista histórica de la Asociación de Aeronavegantes (AAA), entonces a cargo de Ricardo Frecia, y poner en su lugar a Juan Pablo Brey.

Las elecciones en APLA involucran a unos 1.500 pilotos de todo el país, la mayoría de los cuales (unos 950) corresponde a la flota de Aerolíneas Argentinas. De hecho, el más interesado en el resultado de los comicios es Mariano Recalde, que debe lidiar con la multiplicidad de sindicatos que coexiste en el sector aerocomercial.

Además de ser varias las organizaciones en la actividad es heterogéneo el posicionamiento de cada una en la interna de las centrales obreras: así, mientras la actual conducción de APLA está en la CGT de Caló y su competencia se referencia en la de Moyano (al igual que la de la AAA), el líder de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA) integra el sello "Azul y Blanca" de Luis Barrionuevo.

Con Biró, el presidente de Aerolíneas Argentinas logró en los últimos años una sintonía que no tenía con Pérez Tamayo, y que teme perder en caso de un cambio en la conducción de APLA. Además, un triunfo opositor en el sindicato de pilotos le daría más aire a Moyano en sus planes para este año de aglutinar a la mayor parte de los gremios del transporte para presionar al Gobierno y también condicionar a los candidatos presidenciales.

Dejá tu comentario