Reconocen auténtico un legado de Tarkovski

Edición Impresa

Moscú - La hermana del legendario cineasta ruso Andrei Tarkovski, Marina, confirmó ayer la autenticidad del material adquirido en noviembre pasado por las autoridades rusas en una subasta organizada por la casa Sotheby's. "Antes de la llegada de Marina no le habíamos enseñado a nadie el archivo Tarkovski. Todos los documentos han resultado auténticos", dijo Yelena Sílkina, directora del museo de la localidad de Yurievets. Sílkina explicó que la hermana de Tarkovski llegó al museo acompañada de una conocida especialista del Museo del Cine, Mariana Kushnerova. "Nos ayudaron a aclararnos con los documentos: ¿es la firma de Tarkovski?; ¿de qué tratan esas fotos?; ¿dónde fueron hechas y quienes están incluidos en las fotos? y la fecha de los documentos", destacó.

Entre otras cosas, Marina Tarkovski escuchó la grabación de una entrevista realizada a su hermano, que falleció en París el 29 de diciembre de 1986, a los 54 años. El archivo, que llegó a la ciudad donde el director pasó parte de su infancia en enero pasado, será abierto al público en junio durante la celebración del festival de cine Zérkalo, que se celebra anualmente desde 2007. Las autoridades rusas pagaron 1,9 millones de dólares por el archivo, muy por encima del precio estimado, lo que demuestra el interés que Moscú tenía en recuperar el material. Tras adquirir el archivo de Tarkovski, en la primera vez que se ponía a la venta, las autoridades de Ivánovo explicaron que éste "se expondrá al público en la casa-museo de Tarkovski". Una de las piezas más destacadas era el borrador de una carta manuscrita al líder soviético Leonid Brezhnev, en la que Tarkovski defiende su trabajo y la difusión de sus películas en la Unión Soviética.

Tarkovski, director de "Solaris" y "Andrei Rublov", entre otras obras maestras, fue censurado en la URSS y desde el exilio luchó para que sus obras, que han tenido una gran influencia en el cine europeo, fueran aceptadas en su país. Su primer largometraje, "La infancia de Iván", ganó el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia (1962), lo que irritó a las autoridades soviéticas, que establecían una jerarquía estricta en el arte. Durante los años de su trabajo en la URSS, Tarkovski chocó con grandes obstáculos en la realización de sus ideas y planes por parte de los funcionarios del Comité Estatal de Cinematografía de la URSS, lo que le obligó finalmente a emigrar a Italia en 1982.

Tarkovski no pudo nunca más volver a Rusia y su hijo sólo pudo visitarlo por autorización expresa del presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, cuando su padre estaba ya gravemente enfermo. Con "Sacrificio" (1986) obtuvo el Premio Especial del Jurado del Festival de Cannes, sólo unos meses antes de fallecer de cáncer en la capital francesa.

Dejá tu comentario