Reforma laboral: Senado busca desactivar juicios a obras sociales

Edición Impresa

El ministro de Salud defendió la creación de una agencia que definirá qué medicamentos y procedimientos ingresarán al Programa Médico Obligatorio.

El ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, dio ayer en el Congreso el puntapié inicial de uno de los tres proyectos relacionados con la "reforma laboral" que intenta destrabar a los ponchazos el oficialismo: el funcionario nacional blindó en el Senado la ley que busca la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (AGNET), que determinará qué medicamentos y procedimientos quirúrgicos ingresarán en el Programa Médico Obligatorio (PMO) para desactivar la ola de juicios contra obras sociales.

Rubinstein dejó en claro que el mecanismo de AGNET "se da en todo el mundo" y es necesario para "comenzar a generar un marco de discusión donde todos los actores tengan una voz y que se discuta de manera transparente cuándo se está obligado a cubrir procedimientos y en qué condiciones y proporción, ya que son decisiones que deben ser objetivas y transparentes".

Durante la exposición que realizó el ministro en la comisión de Salud del Senado, que comanda el radical Mario Fiad (Jujuy), el funcionario nacional además explicó: "En la Argentina, el 10% del Producto Bruto Interno (PBI) son gastos en Salud. De esa cifra, el gasto en tecnologías de salud es del 50% y está bien. El tema es fijar políticas transparentes para definir cómo vamos a sustentar las nuevas coberturas (...) Menos del 20% de permisos fueron realmente para pacientes que representaban una evidencia científica seria que avalaba dichos procedimientos".

Por otra parte, Rubinstein detalló que "dos tercios de población cuenta con seguros sociales o privados y un tercio no cuenta con esa opción, es decir, 16 millones de argentinos". En esa línea, agregó: "Entonces tenemos un problema en la segmentación y diferencias entre obras sociales entre provincias ricas y pobres (...) Por más federal que sea la Argentina, esto es inadmisible".

Ante la consulta de senadores, el ministro destacó que con la creación de la AGNET se "emitirá una fuerte recomendación y vinculación en cuanto a procedimientos dentro o fuera del PMO- pero, en realidad, la autoridad de aplicación si se incorpora o no va a ser el Ministerio de Salud", y disparó: "Lo que no podemos mantener es responder sólo ante amparos judiciales, porque ahí accede quien primero llega. A veces, cubrir el costo de un medicamento de un año de una persona implica el costo o vacunación de más de 100.000 personas, y lo digo literalmente".

En 2016, un proyecto similar fue defendido en el Senado por el hoy exministro de Salud Jorge Lemus. Ese texto recibió en ese entonces un guiño de la CGT: el líder del gremio de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, sostuvo ese año que la falta de una agencia de ese tipo "ha llevado a que la Justicia, vía amparos, imponga a las obras sociales tener que cubrir por fuera del PMO muchas tecnologías sin la evidencia de su utilidad".

Según confió Fiad a Ámbito Financiero, la intención de la comisión será realizar una nueva reunión el martes próximo para escuchar exposiciones solicitadas por el peronismo y el kirchnerismo para luego avanzar en la firma de un dictamen. En esa línea, el justicialismo que maneja Miguel Pichetto ratificó el aval a la ley aunque pedirá algunos "retoques" al texto.

Quien tomó la posta del bloque PJ ayer fue el pampeano Daniel Lovera, una de las "terminales" de la CGT en el Senado. El legislador prometió el "acompañamiento en general" de la iniciativa y exigirá, entre otras cuestiones, que todos los sectores de obras sociales estén representados en el organismo consultivo de cara a la creación de la AGNET.

Dejá tu comentario