Resolvieron restitución de procurador

Edición Impresa

Santa Cruz - El jefe de Gabinete, Pablo González, aseguró ayer que el Gobierno del justicialista Daniel Peralta resolverá de «la forma más equilibrada posible y respetando los derechos de todos» la restitución en el cargo de procurador de la provincia de Eduardo Sosa, desplazado en 1995 por el entonces mandatario santacruceño Néstor Kirchner.

Sin embargo, y en un marco de fuerte hermetismo, ni el funcionario ni allegados a Peralta accedieron a hacer pública la manera en que se producirá el retorno de Sosa al estratégico rol, tras la intimación en ese sentido -que venció ayer- emanada desde la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

«La Corte no le ha demostrado el camino que debía tomar el gobernador, por lo que lo resolvió de la forma más equilibrada posible y respetando el derecho de todos», remarcó González.

Extraoficialmente trascendió, no obstante, que el mecanismo incluiría el desdoblamiento del cargo actual de agente fiscal ante el Superior Tribunal de Justicia -hoy ocupado por Claudio Espinosa- en dos fiscalías: una penal (que quedaría en manos de Espinosa) y otra en el fuero civil, que sería ocupada por Sosa.

Por de pronto, González confirmó ayer que, antes de viajar a Bariloche en plan de vacaciones, Peralta dejó firmada la resolución con la que asegura cumplir con la orden del máximo tribunal nacional, que le dio 30 días para devolver a Sosa al cargo.

El funcionario también disparó críticas contra el despedido procurador, que se había convertido en un molesto punto de contralor del oficialismo local. «Sosa defiende su propia inamovilidad, pero no la de otros funcionarios judiciales», dijo, en referencia a la incómoda situación en que queda Espinosa.

En las últimas horas, Sosa salió a cuestionar un eventual desdoblamiento del rol de agente fiscal. «Si quieren hacer un desdoblamiento para preservarle el puesto a Espinosa y, a su vez, el Gobierno me propone para uno de los dos puestos, eso ya no es cumplir con el fallo de la Corte: es destruir lisa y llanamente la figura jurídica de la fiscalía», aseguró Sosa.

En esa línea, remarcó que «no tiene razón de ser que haya dos fiscales, porque seguro que en el reparto de competencias me van a mandar a coser carpetas».

Dejá tu comentario