Reutemann y Kirchner provincializan campañas

Edición Impresa

Carlos Reutemann y Néstor Kirchner mantienen en pie su pacto de no agresión. El senador santafesino evitó ayer -tras ser dado de alta en una clínica rosarina- enfrentarse con el titular del Partido Justicialista y reiteró que sólo trabaja para defender los intereses de su provincia.
El ex gobernador de Santa Fe reivindica a Kirchner como el jefe del peronismo a nivel nacional y niega, por ahora, cualquier posibilidad de enfrentar al oficialismo como candidato presidencial en 2011. «Voy a defender los derechos de los santafesinos que nos han elegido. Hay otros que quieren hacer otra cosa, que la hagan, pero mi deber es hacer eso», enfatizó ayer Reutemann al dejar la clínica Oroño, en Rosario, donde fue sometido a una cirugía menor bajo anestesia local.
«Esto no es como lo de Felipe Solá», explicó a este diario Roxana Latorre, la senadora más cercana al Lole. Reutemann, que se despegó del kirchnerista Frente para la Victoria en territorio santafesino, quiere dejar claro que, a diferencia de Solá, Mauricio Macri y Francisco de Narváez, su nuevo bloque Santa Fe Federal no será un espacio opositor. Y al autodefinirse peronista, admite el liderazgo de Kirchner dentro del PJ global.
El senador siempre invocó a Kirchner como el encargado de resolver la interna peronista en su provincia. Aunque en público no veta al ultrakirchnerista Agustín Rossi como cabeza de lista de la boleta que presentará el peronismo en la elección de diputados nacionales de octubre, en privado sus operadores descartan cualquier posibilidad de acceder a una interna partidaria con el jefe de los diputados kirchneristas.
Objetivos
Por eso la estrategia, tanto de Kirchner como de Reutemann, apunta a no enfrentarse abiertamente y a no descartar siquiera una lista de unidad. Ambos comparten la imperiosa necesidad de derrotar en las urnas al socialismo de Hermes Binner, un potencial candidato presidencial que en 2011 podría complicar los planes tanto del senador como del ex presidente.
«Vamos, Agustín, nosotros seguimos adelante en Santa Fe y vamos a ganar», fue la arenga de Kirchner para Rossi al día siguiente de la renuncia de Reutemann al oficialismo en el Senado.
Por ahora, la provincia será el límite donde el ex gobernador y el ex presidente dirimirán sus diferencias, sin poner en juego las políticas nacionales, con la clara excepción del campo.
Reutemann se retiró de la clínica de Rosario sonriente y manejando su propio automóvil, y destacó que «lo importante pasa por el tema de salud, el resto va y viene». «Estoy muy bien, muy tranquilo y muy contento», subrayó el ex gobernador santafesino, quien reiteró una vez más que su preocupación es trabajar para solucionar «los problemas que tiene Santa Fe».
También se refirió a la situación de conflicto entre el sector agropecuario y el Gobierno, y volvió a considerar que lo «ideal» sería un «diálogo» abierto para dirimir las diferencias.
«Este conflicto viene del 11 de marzo y ya se está por cumplir un año», subrayó.
Luego de su ruptura con el oficialismo del Congreso, el ex piloto de Fórmula 1 afirmó que su decisión no está atada a «ninguna especulación electoral» de cara a los comicios legislativos de octubre.
El miércoles, tanto De Narváez como Solá reconocieron que ven con buenos ojos el alejamiento por parte de Reutemann del bloque oficialista y deslizaron su interés en sumarlo al polo opositor que integran con Macri. En Santa Fe, el presidente de PRO es el peronista Marcelo Muniagurria, ex titular de CRA y ex vicegobernador del Lole. Pese a la coincidencia, tanto desde el sector de Reutemann como desde el macrismo santafesino descartaron que pueda haber un principio de acuerdo entre el PRO y el PJ alienado con el senador para las elecciones legislativas de octubre.
Consejo
El viernes de la semana próxima, debería reunirse el consejo provincial del PJ, que conduce el reutemista Ricardo Spinozzi.
Allí, el sector de Rossi volverá a exigir que se ratifique la pertenencia del PJ al kirchnerista FpV y que se fije un cronograma para designar a los candidatos del peronismo para las legislativas de octubre.
Ayer en Santa Fe, los legisladores provinciales Silvia De Césaris, Jorge Lagna, Alberto Monti, Victoria Ramírez, Darío Scataglini y Adrián Simil ratificaron la estrategia
de provincializar la figura de Reutemann y crearon un una bancada Santa Fe Federal, que emula la fundada por el ex gobernador junto a Latorre en el Congreso.

Dejá tu comentario