18 de noviembre 2013 - 00:00

San Juan activa cerco y blinda industria minera

Sergio Uñac
Sergio Uñac
 San Juan - El Gobierno sanjuanino que lidera interinamente Sergio Uñac -en reemplazo de José Luis Gioja, quien continúa internado-, presentará esta semana una iniciativa de ley que establece el Registro Único de Proveedores de Empresas Mineras (RUPEM), que impone cláusulas para mantener en pie la mano de obra local y la provisión de materiales e insumos dentro del mismo distrito, tras los anuncios del gigante canadiense Barrick Gold de desacelerar el desarrollo del proyecto binacional Pascua Lama.

La iniciativa en cuestión obligará a las empresas mineras a que el 75% del monto total anual de sus facturaciones en obras, bienes e insumos los contraten con proveedores locales inscriptos en el RUPEN, según indicaron dos fuentes de primer nivel del Ejecutivo provincial a Ámbito Nacional. El otro punto a destacar que contiene el texto es que el 75% de los trabajadores contratados deberá tener domicilio real en San Juan.

El proyecto además contiene, en otro artículo, que la gestión provincial podrá aumentar hasta en un 50% los impuestos sobre Ingresos Brutos y Sellos a los proveedores mineros que no tengan domicilio legal y fiscal en la provincia, en complemento con los puntos anteriores. Los afectados por esta nueva imposición serán los relacionados con obras, bienes y todo tipo de servicios a este tipo de empresas mineras.

Desde la Cámara Minera de San Juan, su titular, Jaime Bergé, señaló que "las empresas vienen, exportan y se van, y no dejan nada en el mercado local", y destacó que al contar con una ley, se garantizará que lo establecido "se pueda aplicar recurriendo a cualquier ámbito judicial".

Las multas a las empresas que no cumplan con lo establecido irán de 100 mil a un millón de pesos. Para el control, las mineras deberán presentar anualmente una declaración jurada con la nómina de sus proveedores, montos contratados y del total de empleados.

Dejá tu comentario