Schumacher firmó para Mercedes

Edición Impresa

El tan mentado regreso de Michael Schumacher a la Fórmula 1 se concretó. El siete veces campeón del mundo de la máxima categoría del automovilismo deportivo firmó contrato por un año con la escudería Mercedes GP, para la temporada 2010, según publicó ayer la edición del diario Bild en internet.

Desde hacía al menos una semana se venía barajando esta posibilidad que, según la publicación, se concretó ayer.

Después de haberse retirado en 2006, Schumacher, que cumplirá 41 años el próximo 3 de enero, cobraría unos 7 millones de euros (unos 9,9 millones de dólares) por alinearse nuevamente en la parrilla al inicio de la próxima temporada, en el marco del Gran Premio de Bahréin, el 14 de marzo. Esto será 1.239 días después de su última carrera en la Fórmula 1, en San Pablo, en el Gran Premio de Brasil 2006. Schumacher se une a Mercedes para asegurar dos pilotos oficiales alemanes junto a Nico Rosberg, de 24 años, quien firmó el mes pasado con la escudería germana.

Bild asegura que Schumacher firmó el acuerdo ayer en la sede de Mercedes en Brackley, Inglaterra, para su regreso a la Fórmula 1, tras haber ganado 91 de 250 Grandes Premios disputados, con 68 pole-position en su carrera.

Luca Cordero di Montezemolo dijo que se siente «desilusionado» como presidente de Ferrari porque Schumacher aceptó la propuesta de Mercedes, pero aseguró que en el plano personal seguirá siendo su «amigo».

«Tengo que admitir que Schumacher es un perfecto hermano gemelo, tiene una gran condición física a los 41 años y una gran pasión y motivación por la Fórmula 1», dijo el empresario al diario francés LEquipe.

«Pero él ha decidido guiar un Mercedes, el verdadero Schumi me ha dicho que su carrera en la F-1 había terminado», deslizó Montezemolo con ironía.

«El Michael de verdad dejó de correr con nosotros y no tendrá el mismo espíritu en Mercedes. La relación es de amistad y si quiere dejar de ser nuestro asesor, yo no pondré ningún problema. Pero después ya no podría volver a la marca», añadió.

El propio Nico Rosberg advirtió a su compatriota que el retorno a la pista después de tres años sin competir «no será fácil».

Dejá tu comentario