Se esperanza Obama con últimas encuestas en los estados claves

Edición Impresa

Washington - El presidente Barack Obama logró frenar la caída en los sondeos y mantiene la ventaja sobre su rival republicano Mitt Romney en los estados decisivos, cuando faltan sólo cinco días para la elección y en momentos en que su protagonismo en el manejo de la emergencia por el huracán Sandy parecen mejorar su imagen entre los estadounidenses.

Según una encuesta de la Universidad de Quinnipiac para The New York Times y la cadena de TV CBS, Obama logró mantener una diferencia de cinco puntos en el estado bisagra de Ohio, donde el demócrata recibiría el 50% de los votos, frente al 45% de su rival. Pese a lo reducido de la ventaja, los demócratas resaltaban que el mandatario frenó allí su caída, dado que en pocas semanas perdió una diferencia de 14 puntos.

Mientras, también se consignó una levísima ventaja de Obama frente a Romney en otras regiones vitales como Virginia (49% a 47%) y Florida (48-47%). Lo de Florida es vital, dado que sondeos anteriores daban al presidente dos puntos por debajo de su rival.

Estos datos son alentadores para Obama, dado que proyecciones como las de The New York Times lo colocan con una ventaja de 243 a 206 votos en el Colegio Electoral, sobre 270 que necesita para asegurarse la mayoría. Sin Ohio y Florida, los dos estados indefinidos más importantes, con 18 y 29 delegados respectivamente, las posibilidades de Romney de remontar la carrera, independientemente de lo que ocurra con el voto popular, que no define por sí, serían nulas.

Por otro lado, ningún republicano en la historia ha logrado llegar a la Casa Blanca sin imponerse en Ohio. Por otro lado, ningún demócrata lo logró tampoco desde 1960.

En tanto, la encuestadora Gallup ilustró el cambio de estado de ánimo de demócratas y republicanos al revelar un estudio en el que el 54% de los consultados piensa que Obama tiene más posibilidades de ganar el 6 de noviembre que Romney (34%). Con todo, puntualizó la empresa, «la percepción general es que esta carrera está muy ajustada y que el resultado sigue estando muy en duda».

Cabe señalar que todos los sondeos mencionados fueron realizados antes del huracán, cuyo paso frenó las tareas de recolección de datos. Pero, en ese sentido, los hechos de los últimos días le devolvieron protagonismo a Obama como «comandante en jefe», mientras que Romney se vio inevitablemente eclipsado justo en la última semana antes de las elecciones, cuando esperaba dar el golpe de «KO» al actual mandatario.

Asimismo, Romney debió suspender sus ataques al mandatario en la emergencia, algo muy limitante para un retador.

Obama optó por centrarse en su función de presidente, emitió órdenes a los jefes de agencias de emergencia y dio ánimo a los afectados por el ciclón. «Ustedes están en mis pensamientos y oraciones. Estaremos aquí a largo plazo», dijo ayer el presidente durante una muy publicitada visita a un refugio en Brigantine, no lejos de Atlantic City, junto al gobernador de Nueva Jersey, el republicano Chris Christie.

«Obviamente, la máxima prioridad ahora es restaurar la energía, después obviamente habrá un poco de limpieza y habrá algunos gastos», dijo el demócrata. «No toleraremos ningún papeleo. No toleraremos ninguna burocracia. Vamos a asegurarnos que reciban la ayuda tan pronto como nos sea posible», aseveró.

El presidente fue retratado mientras consolaba y atendía a diferentes víctimas, en imágenes que podrían sumarle respaldos, sostuvieron expertos.

La prensa destacó el hecho de que la respuesta de Obama a la «supertormenta» le haya valido los halagos del gobernador Christie, un republicano que hasta ahora había realizado una fuerte campaña a favor de Romney.

Después de tres días de interrupción a causa del fenómeno meteorológico, Obama retomará hoy su campaña a Wisconsin, Nevada y Colorado. Mañana, mientras tanto, concentrará sus últimas horas de campaña en Ohio, con al menos dos mitines multitudinarios.

Agencias DPA, ANSA, AFP y Reuters, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario