Se extiende a más provincias alerta por inundaciones

Edición Impresa

Sigue siendo grave la situación en la zona del noreste como consecuencia de la histórica crecida de los ríos Uruguay, Paraguay, Iguazú y Paraná, que anegaba ciudades de Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa, con más de 14 mil evacuados que ayer esperaban el cese de las lluvias para iniciar el regreso a sus hogares.

Ante este dramático cuadro, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, anticipó que la presidente Cristina de Kirchner podría recorrer las zonas afectadas en las próximas horas. Por de pronto, ayer el ministro de Seguridad, Sergio Berni, viajó a Misiones para tomar nota de las necesidades de las poblaciones inundadas. Lo hizo acompañado por el gobernador Maurice Closs.

La creciente del río Uruguay complicaba ayer también las costas de la provincia de Corrientes y Entre Ríos. Allí, el desborde del agua obligó a cortar una mano de la Ruta Nacional 14, a la altura de la ciudad correntina de Santo Tomé, mientras que en Concordia (E. Ríos) la costanera quedó literalmente bajo agua.

En tanto, en la provincia de Santa Fe las autoridades extremaban las medidas de prevención frente a lo que se espera será la llegada de una crecida en las próximas horas por el alto nivel del río Paraná.

Buenos Aires, por su parte, está alerta frente a un inusual crecimiento de los ríos que escurren desde el nordeste hacia tierra bonaerense. Por lo pronto, en las zonas rurales ya comenzó el movimiento de ganado hacia zonas alejadas de ríos y arroyos.

Este escenario amenazante se completaba ayer con la dramática situación que persiste en Chaco, Misiones, Corrientes y Formosa, donde 14 mil personas esperan iniciar en los próximos días el regreso a sus hogares si se mantiene la ausencia de lluvias.

En la costa del Paraná el panorama es más alentador porque los pronósticos indican que, si bien sigue en creciente, podría comenzar a descender su nivel de agua por la tarde de hoy.

La Entidad Binacional Yacyretá estimó que el nivel del Paraná "se mantendrá estable, para luego retomar el ritmo de bajante desde el martes".

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en el marco del comité de emergencia interministerial, informó que está brindando asistencia a las familias afectadas por la emergencia climática sufrida en las provincias del noreste.

También se organizaron ayer cientos de puestos en distintos puntos del país donde se reciben donaciones para los inundados. Por caso, el Centro de Estudiantes Misioneros de La Plata realiza una colecta para enviar ropa, alimentos y elementos de limpieza.

Los lugares de donación son: Calle 40 Nº 468 entre 4 y 5; 5 Nº 999 entre 51 y 53; Dg. 74 Nº 1280 (7ºA); 60 Nº 390 entre 2 y 3 PB; 15 Nº 1440; 60 Nº1031 Dpto. 2 entre 15 y 16; y en Gonnet, 12 Nº 2633 entre 505 y 506.

Dejá tu comentario