Sin cajeros para ludópatas

Edición Impresa

En medio de la campaña electoral, la Legislatura evita levantar las sesiones. Así, ayer sancionó una ley que prohíbe los cajeros automáticos en salas de juego habilitadas en toda la Capital Federal. A la vez, la norma, si Mauricio Macri la promulga, impedirá la instalación de nuevas máquinas expendedoras de dinero a menos de 200 metros de distancia de los bingos.

La ley busca «preservar la salud psicofísica de los usuarios» de este tipo de lugares y evitar casos de «ludopatía». Fue aprobada con los 41 votos que se contaban en ese momento en el recinto, sin oposición. La iniciativa fue promovida por el legislador Daniel Amoroso, actual jefe de campaña de Francisco de Narváez, en 2009, pero obtuvo despacho el año pasado con la adhesión de los bloques Proyecto Sur y Coalición Cívica y rechazo del PRO, que se retiró del debate.

Dejá tu comentario