Sorprendió el BCE y bajó las tasas ante amenaza de recesión

Edición Impresa

Fráncfort, Alemania - El nuevo presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, estrenó ayer su cargo con una sorprendente baja de tasas del 1,5% hasta el 1,25%, ante la amenaza de que la economía de la zona del euro entre en recesión por la crisis de endeudamiento soberano.

«Observamos ahora un crecimiento lento, que se dirige hacia una recesión suave a finales del año», dijo Draghi en rueda de prensa, tras la reunión en la que el consejo de Gobierno decidió «por unanimidad» recortar el precio del dinero en un cuarto de punto, la primera baja desde hace dos años y medio (mayo de 2009).

Las Bolsas europeas recibieron con júbilo la decisión del consejo de gobierno del BCE, que sorprendió a los mercados y la mayor parte de los analistas, quienes habían pronosticado que la entidad dejaría inalterada su tasa rectora.

El euro cayó tras conocerse esta decisión, pero después recuperó 1,38 dólar, en una negociación muy volátil con una fluctuación fuerte de dos centavos de dólar.

Decisión

El Danmarks Nationalbank (banco central de Dinamarca) también redujo su tasa rectora en 35 puntos básicos, hasta el 1,20%, como reacción a la decisión del BCE, pues ancla el tipo de cambio de la corona danesa al del euro para mantener una estabilidad.

La decisión del BCE de bajar el precio del dinero muestra la preocupación de la entidad monetaria por los riesgos que se ciernen sobre la coyuntura económica de la zona del euro, debido a la crisis de endeudamiento soberano.

El nuevo presidente del BCE alertó de que se han intensificado los riesgos a la baja para el crecimiento económico y que algunos de ellos se han materializado.

Por eso, es muy posible que se produzca una revisión a la baja de los pronósticos de crecimiento del PBI real en 2012.

El BCE, que subió las tasas este año en abril y julio un total de 50 puntos básicos, publicará en diciembre sus nuevas proyecciones macroeconómicas.

Agencia EFE

Dejá tu comentario