Superávit comercial se desplomó 40% en julio, a u$s 770 millones

Edición Impresa

El superávit cayó un 40% en julio en la comparación con igual mes del año pasado hasta los u$s 770 millones, informó ayer el INDEC. Así, en los primeros siete meses acumula un resultado positivo de u$s 5.725 millones, una cifra que es un 28% menor que los u$s 7.929 millones acumulados en igual período de 2012.

En julio las exportaciones sumaron u$s 7.828 millones y crecieron un 2% (explicado por una suba del 1% en las cantidades y también en los precios), mientras que las importaciones alcanzaron los u$s 7.058 millones y aumentaron un 11% debido principalmente a las cantidades, que registraron un alza del 10%.

En los primeros siete meses las exportaciones llegan a u$s 48.749 millones, un 5% más que el acumulado del año anterior. La suba de las ventas al exterior durante este período se explica por el alza en el valor de los precios de un 3% y por la suba de las cantidades vendidas de un 2%. A su vez, entre enero y julio las importaciones sumaron u$s 43.025 millones, un 11% más que en el mismo período de un año atrás.

En los primeros siete meses las manufacturas de origen agropecuario (MOA) representaron las de mayor participación en las exportaciones con un 34% del total. Le siguieron las manufacturas de origen industrial (MOI) con un 32%, los productos primarios con un 28% y combustibles y energía con un 6%, en el mismo período.

El dato que sobresale del análisis acumulado de los primeros 7 meses es la caída en la exportación de combustibles y energía, que bajó un 20%. El rubro que mejor performance registró fue el de los productos primarios, con un aumento del 15%, seguido por las MOA (con un aumento del 4%) y las MOI, con un 3%. "El escaso dinamismo de las exportaciones industriales no permiten compensar la caída de las de combustibles, por lo que las ventas totales están siendo cada vez más dependientes de las de commodities", apuntaron desde la consultora abeceb.com

De hecho, desde el otro lado, las importaciones de combustibles y lubricantes (dentro del cual se encuentra la energía traída desde el exterior) subió un 20%, sólo superado por la compra de vehículos automotores de pasajeros (un 26%). Entre los productos que sobresalieron se encuentran gas oil, gas natural licuado, vehículos para transporte de personas, circuitos impresos con componentes eléctricos, partes y accesorios de carrocerías de vehículos automóviles; partes para aparatos eléctricos de telefonía o telegrafía; partes para aparatos receptores de radiotelefonía y radiotelegrafía; partes y accesorios de vehículos automóviles, fueloil y productos inmunológicos preparados como medicamentos, señaló el INDEC.

En las importaciones de los primeros siete meses del año los bienes intermedios representaron el 27% del total de las compras en el exterior. Le siguieron las piezas y accesorios para bienes de capital con un 21%, combustibles y lubricantes con un 17%, bienes de capital con un 16%, bienes de consumo con un 10% y vehículos automotores con un 9%.

El año pasado el superávit comercial fue de u$s 11.419 millones. Sin embargo, para este año las expectativas son de un resultado menor. "Estimamos que llegará a u$s 8.400 millones. Quizá en agosto sea de u$s 800 millones, pero el resto de los meses van a ser más bajos", sostuvo Fausto Spotorno, de la consultora Orlando J. Ferreres y Asociados.

El Mercosur, incluyendo a Venezuela, fue el principal socio comercial de la Argentina, que mantiene un superávit de u$s 1.772 millones en el comercio con los países que integran esa unión aduanera. La Argentina también mantiene un resultado comercial positivo con el Medio Oriente de u$s 2.025 millones; con el Magreb y Egipto de u$s 2.589 millones; con la ALADI, de u$s 2.518 millones; y Chile con u$s 2.044 millones.

En cambio, el intercambio es deficitario con la Unión Europea por u$s 2.405 millones, el NAFTA (México, Estados Unidos y Canadá) por u$s 1.892 millones y con China, Japón e India por u$s 420 millones de dólares en los primeros siete meses del año.

Dejá tu comentario