También E. Ríos emitirá en exterior (u$s 300 M)

Edición Impresa

Al ritmo del avance en las negociaciones de la Casa Rosada con los fondos buitre y la inminencia de un acuerdo, el mandatario de Entre Ríos, el justicialista Gustavo Bordet, se sumó a la fila de gobernadores que afinan una colocación de deuda en el exterior para oxigenar las arcas locales, en este caso por al menos u$s 300 millones.

"Estamos evaluando salir al mercado a tomar crédito internacional con dos alternativas: colocación de títulos, o crédito directo con cancelación contra la colocación del título", afirmó el ministro de Economía entrerriano, Hugo Ballay.

"Más allá de lo que represente Entre Ríos, cualquier emisión de un título que sea colocado en el mercado internacional no tiene sentido si no se lo hace por encima de los u$s 300 millones de dólares", resaltó.

El funcionario de Bordet además anticipó que "el objetivo es financiar obras de infraestructura".

El Gobierno de Entre Ríos tiene autorización para endeudarse por $ 2.500 millones para refinanciación de deuda, por $ 3.000 millones para el déficit operativo, y por $ 6.000 millones para obra pública.

De esta forma, Bordet se suma al lote de mandatarios que aceleran la emisión de un título en el exterior, en el primer tramo de sus gestiones tras los comicios de 2015, y en medio de las negociaciones con la administración de Mauricio Macri en pos de sellar un reparto más equitativo de la coparticipación.

Ese ramillete está integrado por el radical Alfredo Cornejo (Mendoza), los justicialistas Juan Schiaretti (Córdoba) y Mario Das Neves (Chubut), Omar Gutiérrez (MPN, Neuquén) y el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe), además del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (Cambiemos).

Quien picó en punta en esta materia es la macrista bonaerense María Eugenia Vidal, ya que la provincia de Buenos Aires colocó el pasado miércoles deuda en el mercado internacional por u$s 1.250 millones, a 8 años y con un rendimiento del 9,375% anual.

En este caso, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, optó por no esperar el cierre del entendimiento de la Argentina con los holdouts.

"Esta era la ocasión para que la provincia haga punta en el mercado internacional, de cara a un acuerdo inminente con los fondos buitre", argumentó.

Mientras tanto, a la espera de que avance una colocación del Gobierno nacional sondean el mercado Cornejo (aspira a colocar entre u$s 300 millones y u$s 500 millones), Schiaretti (u$s 1.000 millones), Lifschitz, Gutiérrez, Rodríguez Larreta y Das Neves (u$s 650 millones).

Días atrás, el ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, presentó en EE.UU. el perfil productivo y la solvencia financiera de la provincia para tentar a inversores.

"Nos vinimos con la convicción de que los inversores ven con buenos ojos que la provincia haga una emisión de bonos; dan por descontado que el conflicto con los holdouts se va a resolver favorablemente", afirmó Saglione.

"El acuerdo con los holdouts -si es aprobado por el Congreso- significa que la economía argentina pueda volver a financiarse en el mercado de capitales externos; esta situación abre oportunidades para que Santa Fe busque créditos internacionales, a baja tasa", agregó.

Dejá tu comentario