Tres personajes en busca de un guión

Edición Impresa

«El bosque» (íd., Argentina, 2009, habl. en esp.). Dir.: E. Laserre y P. Siciliano. Int.: O. Perez, P. Brasca, M. Marlotik.

«El bosque» podría ser rebautizada como «Tres personajes en busca de un guión». No es que no haya historia, sólo que es minima, pretenciosa en sus alcances metafisicos, y lamentablemente también bastante obvia y no muy bien desarrollada. El film, con una fotografía atractiva y una muy buena nocion del montaje de esas imágenes, empieza presentando a un viejo solitario, siempre en camiseta, que vive completamente solo en un caserón en medio de un bosque.

El viejo vive de lo que caza con su escopeta -curiosamente no le interesa la pesca, aunque por el bosque debería haber algún tipo de río o arroyo, pero eso nunca se ve-. En un momento, se detiene en su rutina y habla solo, asegurando que tiene un presentimiento sobre una llegada: tiene razón, ya que pronto aparece por ahí una pareja de mochileros que perdieron el camino.

Como la chica de nombre mitológico, Ariadna, está cansada, se quedan ahí un día. Luego como ella estudia sobre pájaros (aunque nunca queda claro ningún promenor de su trabajo de campo) y el viejo es todo un experto en la materia, se quedan indefinidamente, lo que no le hace mucha gracia al otro componente de este triángulo.

Cuando la pelicula ya viene siendo más lenta y soporífera de lo recomendable, por suerte el joven acompañante de la ornitóloga empieza a ser poseído por sensaciones extrañas, a comportarse de manera rara y peligrosa, como si algo sobrenatural se hubiera apoderado de él. El carácter cíclico de la historia es más que evidente, sobre todo cuando el joven del trio empieza a lucir la mism camiseta que el viejo. Las actuaciones no están mal, pero no resisten una historia tan endeble con el foco puesto en sólo esos tres personajes. En cambio las imágenes atractivas y el excelente sonido, con un diseño rico en sonidos extraños del tipo forestal, ayudan a mantener la atención, aunque no llegan a redimir más que parcialmente el resultado final.

D.C.

Dejá tu comentario