UCR define en Mendoza su crítica al modelo

Edición Impresa

El radicalismo se dedicó ayer en su cumbre de Mendoza al tramo económico de ese encuentro. La conducción del Comité Nacional, de la Convención Nacional y los bloques de Diputados y el Senado escucharon ayer los análisis de la ex titular del INDEC, Graciela Bevacqua, el ex senador nacional Raúl Bagilini; los economistas Jorge Pazzi y Javier Alvaredo. En cada caso hablaron sobre políticas económicas, fiscal, monetaria, la falta de estadísticas fiables y las consecuencias del cepo cambiario. En el debate hubo paneles sobre inflación y su relación con el trabajo, la pobreza y la aplicación de políticas sociales. Al final le tocó el turno al excandidato a vicepresidente Javier González Fraga y el ex embajador en Alemania, Guillermo Nielsen.

«Alta inflación, fuerte presión fiscal, aumento del gasto público, descontrol en las cuentas públicas, falta de inversión genuina, aumento de la pobreza, entre otros, son los problemas económicos actuales que demuestran que el modelo K está agotado», fue la conclusión de todos los expositores.

Antes de que se iniciaran las exposiciones hubo una apertura formal de esa cumbre en Mendoza que se da en un momento en que el radicalismo provincial está al borde de la ruptura entre las presiones del intendente mendocino, Víctor Fayad, siempre listo para apoyar las medidas de Cristina de Kirchner y Roberto Iglesias, ambos en contra de la candidatura de Julio Cobos como primer diputado para las elecciones de este año.

En la apertura del encuentro, entonces, hubo referencias directas a esas y otras presiones dentro del partido: «La fortaleza de la UCR está acá, en sus legisladores nacionales que son el freno al abuso kirchnerista en el Congreso», dijo Ernesto Sanz, anfitrión del encuentro. Y continuó: «En el radicalismo nos ponemos en campaña para mostrar una fuerza enorme en términos electorales. Quienes ocupen las boletas no serán individuos librepensadores sino que tienen como límite la decisión colectiva, organizada y estratégica de un partido estructurado y sólido en todo el país».

Reconstrucción

Luego vinieron las deliberaciones. «Siempre estaré para la reconstrucción del INDEC y las estadísticas públicas. El Estado tiene la obligación de proveer información veraz y confiable para la planificación económica. Las estadísticas son fundamentales y es un derecho del ciudadano la información pública y el acceso a la información estadísticas», dijo allí Graciela Bevacqua, para concluir en que «hoy por hoy no hay estadísticas creíbles en la Argentina».

La siguió Baglini: «El Gobierno hace centro en políticas de emergencia, falta planificación estratégica y a largo plazo. El mundo se nos vino encima en la convertibilidad, pero nos caímos arriba del mundo en los últimos años.»

En el panel sobre financiamiento externo Nielsen aseguró: «En Argentina no hay capacidad de ahorro, lo que hace necesaria la búsqueda de financiamiento en los mercados internacionales», «Aún estamos en deuda con el Club de París, no podemos remontar la brutal caída de la inversión sin resolver la relación con ese grupo de acreedores».

Javier González Fraga luego cerró: «El mundo sigue complicado. Cualquier gobierno tiene que resolver problemas económicos que ponen en riesgo el resultado de cualquier elección. En nuestro país el escenario es inflación, aumento del gasto público, baja productividad y presión tributaria récord».

Dejá tu comentario