7 de diciembre 2010 - 00:00

Un “récord” infinito

Un “récord” infinito
Si cada nuevo punto que gane nuestro Merval va a ser publicitado como «récord», ya que transita por terrenos nunca descubiertos, la cuestión pasa de redundante a fastidiosa. En tales instancias, nos parece que hay que tomar números con significado contundente -como el pasar de una a otra centena- para que el «récord» no se desgaste en la inutilidad. De todas formas, es probable que en los medios se hable de «récord» repiqueteando de modo constante, aunque en lo práctico muy poco peso conlleve. En la víspera, la semana abrió con una amplia sombra sobre los índices del mundo. Que fluctuaron entre lo amesetado y lo flojo, sobresaliendo por Europa la nueva rebaja en Madrid -con el 1,3%- los colegas de su zona más sobrios, en la mediocridad.

Para el Dow Jones, con Bernanke anunciando que sale de compras y digiriendo el desempleo en alza, el saldo dio leve 0,15% en descenso. Y el vecino San Pablo lo duplicó, yendo a una baja del 0,31%.

Buenos Aires volvió a salirse de la manada bursátil, anotando aumento de buen 0,99% en todos sus indicadores de precios. Merval mayor con mínimo de 3.425 puntos, siempre arriba del viernes, un máximo en 3.465 unidades y cierre más atenuado, con 3.456 puntos (acaso sintiendo que estaba demasiado lejos de los demás). Todo esto, con total de 46 en aumento y otros 28 marcados en retroceso. Marco apropiado en liquidez de negocios, llegando a los $ 75 millones efectivo. Rueda como queriendo ratificar el buen momento que persiste en nuestro ámbito, camino de querer rematar todo el cuatrimestre final de 2010, resultado estrella excluyente, con feriado de mañana por delante, acaso se quieran anotar diferencias «a cuenta» (lo que sería otro «récord» para promocionar). La Bolsa, orgullosa.

Dejá tu comentario