Una viuda indecisa

Edición Impresa

«Por fin viuda» («Enfin veuve», Francia, 2007, habl. en francés). Dir.: I. Mergault. Int.: M. Laroque, J. Gamblin, W., Yordanoff, T. Morton y otros.

Esta película sufre un tironeo como el que atormentó a Linda Blair en «El exorcista», sólo que entre la comedia y el drama y no entre Dios y el demonio. La historia es la de una mujer acomodada, sometida a un marido cínico y fanfarrón, que termina encontrando refugio en un pánfilo buenote, con cara de haber pasado años leyendo libros de autoyuda. Así las cosas, el marido tiene la buena idea de matarse en un accidente, y ella se encuentra liberada de golpe, aunque deba fingir ante los demás un dolor inexistente. Estas peripecias desembocan en un contratiempo ulterior cuando la familia política se le instala en la casa, El film parecía tener como mira una dirección, una energía y un desparpajo por completo diferentes de los que les tocaron en suerte, como si con un guión de comedia la directora hubiera cambiado de idea y se hubiese dispuesto a hacer un drama.

M.Z.

Dejá tu comentario