25 de noviembre 2011 - 00:00

Viaje a través de la Córdoba religiosa

Viaje a través de la Córdoba religiosa
El fin de año es una época particularmente especial en la ciudad de Córdoba, ya que se multiplican las posibilidades de descubrir y disfrutar de la rica herencia religiosa y del profundo acervo cultural que posee esta capital provincial fundada en 1573. Se abre así la opción de realizar una serie de circuitos de turismo religioso que llevan a través de la huella de los jesuitas y por los magníficos templos y museos del casco histórico. Veamos algunos de los paseos que ofrece el Servicio de Guías de Córdoba durante estos días:

La Catedral y las Campanas

El circuito de la Córdoba Religiosa tradicional lleva a conocer las magníficas campanas de la imponente Iglesia Catedral, de Nuestra Señora de la Asunción, cuyo comienzo de construcción data de 1580. El recorrido urbano lleva por las iglesias más importantes del centro histórico cordobés, que incluye a además los templos de Santa Teresa, Santa Catalina, Santo Domingo y la Basílica de la Merced.

La calle de los jesuitas

En una suerte de viaje al pasado, se descubre la obra de esta orden religiosa, que incluye la llamada «Manzana Jesuítica», declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, en pleno centro cordobés. Al transitar por calle Obispo Trejo hacia los emblemáticos edificios, se recuerda que los jesuitas llegaron a la ciudad de Córdoba en 1599 y la convirtieron en el centro neurálgico de su tarea evangelizadora, pedagógica y misional. La ruta lleva al Museo Obispo Fray José Antonio de San Alberto. Allí el visitante podrá observar el sótano donde funcionó la famosa imprenta jesuítica, la singular espadaña y la cripta con el osario, entre otros lugares y colecciones. Cruzando la calle Caseros se llega a otro tesoro legado por los jesuitas: la Capilla Doméstica, que era un exquisito santuario cuya construcción finalizó aparentemente en el año 1668. Luego se llega a la Iglesia de la Compañía de Jesús. Su construcción data de 1640. Entre calle Rivera Indarte y la ajetreada Avenida Colón surge la cripta jesuítica del Noviciado Viejo, que se remonta a principios del siglo XVIII y que fue redescubierta casi por casualidad en 1989.

Los Santos Escondidos

Hubo santos que caminaron por las calles de Córdoba, pero hoy son casi desconocidos. Estas historias van surgiendo a medida que se camina uniendo las iglesias de Santa Catalina de Siena (monasterio de clausura), Santo Domingo, Compañía de Jesús y Santa Teresa (monasterio de clausura). San Francisco Solano, Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres y Santo Toribio de Mogrovejo, aunque no vivieron en estas tierras dejaron su impronta espiritual. Los Mártires Jesuitas, el Cura Brochero y su famoso hablar criollo también son parte de este recorrido. Se recuerda además la época fundacional y a la familia Tejeda, con las aventuras y desventuras del primer poeta argentino.

Del Buen Pastor

Hay un recorrido turístico cultural que permite conocer las órdenes religiosas que tuvieron un papel importante en la historia de Córdoba y la Argentina. Algunas arribaron en un primer momento junto a los conquistadores, con el fin de predicar el evangelio en las nuevas tierras. Otras ya cuando Córdoba había dejado de ser una ciudad colonial y se sumaba al curso del progreso. El derrotero lleva por cuatro iglesias históricas completamente diferentes: Partiendo de la Plaza San Martín se llega a los templos Franciscanos, la Catedral de San Jorge, el Buen Pastor y de los Capuchinos. Se pasea a través de sus curiosas arquitecturas, entremezclada con historias y relatos de eventos que fueron configurando la identidad de la ciudad.

Dejá tu comentario