Volver a vivir, por ahora

Edición Impresa

Entre un tuit de Trump donde aseguró que tuvo una "muy buena" conversación con el presidente chino Xi Jinping sobre comercio (que ampliamos más adelante) y sólidos datos de ganancias de trimestrales entrantes, Wall Street subió cumpliendo su tercer día de alzas.

Comenzando la rueda un descenso de las acciones de Apple y varios tumbos de Netflix Facebook y Alphabet, mantuvieron en vilo al sector tecnológico que más tarde, antes de la finalización de la sesión, se recuperó y dichos títulos reconquistaron bastante de sus pérdidas.

Así las cosas, los tres índices de la Bolsa de Nueva York cerraron en positivo: el Dow Jones de Industriales finalizó en 25380.74 puntos subiendo el 1.06%, el S&P 500 se situó en los 2740.37 puntos ganando el 1.06% y el Nasdaq Composite apreciándose el 1.75% llegó a los 7434.06 puntos.

Por su parte los principales índices de las Bolsas europeas finalizaron con números dispares: Fráncfort subió 0,18%, Milan 0,71% y Madrid 0.69% mientras que Londres bajó 0,19% y París, 0,15%. 

  • La noticia relevante. El presidente estadounidense Donald Trump sostuvo ayer, según él, una "muy buena conversación" con el mandatario chino Xi Jinping con un "fuerte acento" en comercio, además de comentar la posibilidad de un encuentro bilateral en la cumbre del G-20 que se llevará a cabo en Argentina a finales de mes.

    "Acabo de tener una larga y muy buena conversación con el presidente Xi Jinping de China", informó Trump en su cuenta de Twitter.

    "Hablamos de muchos temas, con un fuerte énfasis en comercio. Esas discusiones están avanzando bien con encuentros (que están) siendo programados en el G-20 de Argentina", agregó el primer mandatario".

    La posible reunión entre Xi y Trump en Buenos Aires se producirá en medio de las crecientes tensiones comerciales entre ambos países, después de los multimillonarios aranceles impuestos por Washington sobre importaciones chinas y las consiguientes represalias de Pekín a las exportaciones estadounidenses que están dando fuertes "dolores de cabeza" a las dos potencias en el orden económico.

    Los choques han aumentado con la acusación directa por parte de Trump y de su vicepresidente, Mike Pence, "de que China está tratando de interferir activamente en las elecciones legislativas de la próxima semana en EE.UU".
  • Dejá tu comentario