Wall Street recuperó la tendencia alcista

Edición Impresa

Nueva York - Hubo mucha volatilidad en la penúltima sesión del año en Wall Street que por arte de magia consiguió cerrar, aunque plano, en terreno positivo con un Dow Jones que cerró en 10.548,51 puntos; el S&P 500 ganó un 0,02% (1.126,42 enteros); y el Nasdaq un 0,13% (2.291 puntos).

Fue una jornada con poco volumen de negocios y en la que fue evacuada momentáneamente la sede del Nasdaq a causa de una falsa alarma.

A pesar de que la Bolsa de Nueva York abrirá hoy en horario normal, ayer el volumen negociado fue extremadamente bajo debido al gran número de traders que están de vacaciones y han cerrado sus cuentas para este 2009. En este contexto, el S&P 500 va camino de cerrar 2009 con una ganancia cercana al 25%.

El balance mundial anual deja importantes subas lideradas por San Pablo (ver nota aparte) destacándose también las Bolsas de Rusia, Turquía, Tailandia, Indonesia, Chile, y Filipinas entre otras.

Si bien no se espera grandes movimientos para hoy los analistas destacan la publicación de los datos semanales de desempleo.

Según informó Bloomberg, el pesimismo de los inversores se sitúa en mínimos desde 1987.

El único dato macro del día, fue el PMI de Chicago de diciembre, que resultó mejor de lo esperado al registrar una suba sorpresa hasta el 60%, desde el 56,1% previo y frente a la caída hasta el 55,1% que esperaba el consenso del mercado. Se trata de la mayor expansión en el sector manufacturero desde enero de 2006.

Asimismo, cabe destacar que el subíndice de pedidos subió hasta máximos de más de dos años y la subpartida de empleo registró su primer crecimiento desde noviembre de 2007, el mes anterior al comienzo de la recesión.

Los inversores estuvieron más pendientes de las oscilaciones del dólar ante el euro y otras monedas, lo que suele repercutir de inmediato en la valoración de los sectores de materias primas y de energía. Si bien los inversionistas buscaron señales de una recuperación en los datos publicados, algunos operadores se movieron hacia activos más seguros como el dólar para recoger ganancias después de un sólido 2009 para el mercado bursátil. Así, el dólar estadounidense alcanzó un máximo de tres meses frente al yen por los flujos de fin de año, pero con escasas operaciones, y por la creencia de que la economía de Estados Unidos está en camino a una recuperación.

Por un euro se pagaron 1,4335 dólar, comparado con el 1,4351 dólar el día anterior, mientras que la deuda pública estadounidense a diez años subió de precio, para ofrecer una rentabilidad del 3,79%. El barril de crudo de Texas para entrega en febrero se encareció un 0,51% y terminó la sesión a 79,28 dólares, después de conocerse que bajaron las reservas de petróleo en EE.UU. la pasada semana.

Entre los treinta componentes del Dow, la sesión más desfavorable la tuvieron Microsoft (-1,37%) y McDonalds (-1,1%) y les siguieron General Electric (-0,58%), Home Depot (-0,48%) y Boeing (-0,45%), entre un grupo de dieciocho empresas en ese índice que cerraron en territorio negativo.

La jornada fue más favorable sin embargo para el productor de aluminio Alcoa (1,68%), la tecnológica Intel (0,97%), la aseguradora Travelers (0,78%) y la empresa fabricante de ordenadores e impresoras Hewlett-Packard (0,68%), que lograron los avances más notables entre los componentes del Dow.

Dejá tu comentario